domingo, 21 de septiembre de 2014

Cada vez más comunicados... y más solos


En los últimos años el avance en las comunicaciones ha sido enorme. Recuerdo cuando para llamar tenías que descolgar el auricular y decir el número que querías a la telefonista. Gracias a que era conocida, mi madre y sus amigas podían mantener una conversación con sus teléfonos a la vez, se puede decir que era un avance de los actuales chats. De aquellos teléfonos con ruleta, en los que para no romperte las uñas al marcar usabas el boli Bic, hemos llegado a los que tenemos hoy, modernos, digitales con pantallas táctiles... 
Se podía pensar que con tantos adelantos todo sería mejor y, sin embargo, hay estudios que dicen que cada vez tenemos menos vocabulario, usamos menos palabras... y todo esto dificulta las relaciones personales. A través de mensajes decimos cosas que no somos capaces de decir de viva voz, por eso también es necesario tener cuidado con lo que se escribe.
Se  habla de que los jóvenes cada vez se sumergen más en los mundos virtuales y pierden capacidad para relacionarse con los demás. A esto lo han bautizado como "tristeza tecnológica".
Para mi, sin menospreciar internet que tantas cosas buenas tiene, nada puede sustituir a un paseo con la familia, una conversación con amigos o la lectura por placer, entre otras cosas.

Buen inicio de semana para todos