sábado, 6 de septiembre de 2014

Empezaron las fiestas


Anoche empezaron las fiestas del pueblo. Durante todo el día mi calle ha permanecido en completo silencio. Desde hace un par de horas empieza a oírse música, voces de gente que va y que viene... y también se oyen petardos. Pequeñas explosiones que si estás desprevenida hacen que saltes del susto.
Por unos días, el pueblo se llena de gente. Son hermosos los reencuentros, el saludar a personas que sólo ves una vez al año.También en estos días se notan más las ausencias. Y vuelven los recuerdos de las fiestas de mi adolescencia, de la limonada que preparaba mi padre siempre lista para el que llegara a casa, de los toros corriendo calle arriba y abajo durante horas, del frío de estas primeras noches de septiembre que no nos importaba porque llevábamos una manta a la plaza de toros, de las amigas que no volví a ver ...