miércoles, 1 de octubre de 2014

Empezamos mes


En los malos momentos es cuando compruebas la gran cantidad de gente que te quiere, que te acompaña, que te hace reír, aunque por dentro sientas que tienes roto el corazón.
Una de esas amigas me decía hoy: "No me llego a la punta de los pies con los dedos de las manos, y NO soy alta. " Y para qué quiere tocarse la punta de los pies... 

Es mucho mejor intentar tocar el cielo con la punta de los dedos, te hace mirar hacia arriba, te da el sol en la cara, además, estiliza.

Hemos empezado el mes y he leído esta frase, que os escribo:

"Nunca digas NO si quieres decir SÍ. Nunca digas SÍ cuando querrías decir NO."