martes, 14 de octubre de 2014

Mi amor es mi peso


Decía San Agustín: "Mi amor es mi peso" 

He encontrado una explicación a estas palabras:

"Cada quien es según aquello que ama.

La vida sigue ante mí. En cada momento decido, hago mil cosas. El amor me guía y me lleva. Hacia el bien o hacia el mal, hacia la solidaridad o hacia el egoísmo, hacia la pureza o hacia la concupiscencia, hacia el autocontrol o hacia el desenfreno, hacia la paz o hacia el odio. Según lo que amo, escojo, y según lo que escojo, soy."