martes, 7 de octubre de 2014

Mi padre


Mi padre era un hombre que su vida estuvo marcada por el amor.
Amó a su madre y lo hizo durante toda su vida incluso la siguió amando cuando ella falleció. 
Amó a su esposa, mi madre, a la que en lo últimos días le decía bajito que no lo dejara solo.
Amó a su trabajo, y nos enseñó lo que era trabajar sin faltar ningún día. Él llegaba el primero y se marchaba el último, pero además se preocupaba por las personas que tenía a su cargo.
Y también amó a sus hijos, nos inculcó el respeto a los mayores, la honradez por encima de todo y siempre estuvo a nuestro lado cuando teníamos miedo,también, nos mostró la aventura de viajar sin GPS, la consecuencia inevitable era que se perdía por los caminos. 
Sobre todo recuerdo ahora su risa, fuerte y sonora, que llenaba la casa.
Mi padre amó tanto, sin pedir nada a cambio, que su corazón se rompió. Nos deja un gran vacío pero también la alegría de haber estado a su lado y la de saber, que , desde algún lugar del cielo, nos cuidará siempre.