domingo, 2 de noviembre de 2014

Color y calor


"Así como el hierro se oxida por falta de uso, 
también la inactividad destruye el intelecto."
Leonardo Da Vinci

Y a algunos lo que se les oxidó por falta de uso fue el corazón. Pienso que una persona con el corazón oxidado tiene que parecerse a ese gigante egoísta que por no querer compartir su jardín con los niños, la primavera y el verano se negaron a entrar y sólo el frío invierno quiso reinar en él.
Tiene que ser triste vivir sin el calor, sin las risas, sin los colores... Pero cada uno elige el camino que quiere tomar en su vida.

Mi recuerdo para todos  aquellos que pusieron color y calor en  nuestra vida, y que, aunque ya no están con nosotros, recordamos con especial cariño.