miércoles, 5 de noviembre de 2014

"El sol va declinando..."


Decía Serrat en su canción "Mediterráneo": "A sus atardeceres rojos, se acostumbraron mis ojos..."
Los míos lo han hecho a los atardeceres violetas de Tierra de Campos. La belleza de sus cielos hace que  pases horas contemplándolos. Esto, cuando se conduce, no es bueno pero es prácticamente inevitable.

"El sol va declinando. De la ciudad lejana
me llega un armonioso tañido de campana
—ya irán a su rosario las enlutadas viejas—.
De entre las peñas salen dos lindas comadrejas;
me miran y se alejan, huyendo, y aparecen
de nuevo ¡tan curiosas!... Los campos se obscurecen."


Campos de Castilla. Antonio Machado