viernes, 21 de noviembre de 2014

Fiesta del otoño


Hoy celebramos en la escuela "La Fiesta del Otoño". Un mes de ensayos, de aprender poesías y canciones para unos diez minutos de actuación. Y la recompensa: las castañas. Gracias a todas las madres que las asaron y las llevaron calentitas.

Después de este día de fiesta otoñal me encuentro con unas preguntas para los docentes. Respondo a algunas de ellas:
Me veo ejerciendo de maestra toda mi vida laboral... al menos mientras las fuerzas y la ilusión no fallen. No imagino trabajar de otra cosa.. podría dedicarme a otras cosas. como pintar a tiempo completo, pero creo que sería como si me faltara un parte importante. Otra de las preguntas dice cómo te imaginas dentro de cinco o diez años, esa pregunta por un lado me hace sonreír porque en ese tiempo creo que ya no seré capaz de sentarme en las sillas de mis pequeños, ni mucho menos en la alfombra contándoles cuentos, para entonces tendré que usar una silla más alta si quiero poder levantarme... Por otro lado me hace sentirme algo triste, porque veo cómo los pueblos se van quedando sin niños, como se van cerrando las escuelas de los pueblos de alrededor. Esto es bien triste porque los pueblos que se quedan sin niños van muriendo lentamente, sin niños no hay futuro.

¡Buenas noches!