martes, 18 de noviembre de 2014

Internet y sus problemas


El que dijo que la llegada de internet y los ordenadores  nos iba a facilitar la vida creo que lo dijo a la ligera. Admito que la mayoría de las veces es verdad. Además nos acerca a personas queridas que tenemos lejos y podemos hablar con ellas como si estuvieran en el cuarto de al lado. Pero cuando un día internet decide colgarse cuando estás haciendo un trámite, ahí se acabó la alegría y empieza el calvario. Para reclamar tienes que llamar por teléfono, te dejan en espera, unas veces te ponen música, pero a mi hoy me pusieron un señor hablando en inglés a cerca de que no debes dar tus contraseñas porque ellos no te las piden... eso lo deduje después de escuchar el mensaje cinco veces. Lo mejor es cuando te atienden personas de nombres impronunciables para nosotros, que mal entienden el español, y tú explicas tu problema, una, dos, tres ... veces, y ellos te contestan un "Espere no se retire". Dos días de llamadas, idas y venidas, y al final, mi paciencia fue recompensada con la solución al problema. Pero no siempre es así. 

Buenas noches