sábado, 22 de noviembre de 2014

Tu ejemplo


Anoche leía en la página de un amigo:

"El mundo cambia con tu ejemplo no con tu opinión"

Nosotros somos un ejemplo vivo. Prueba de ello es que muchas veces nos vemos reflejados en comportamientos y actitudes de nuestros hijos, de nuestros alumnos. Vemos que hacen suyas palabras y frases nuestras, costumbres y hábitos.
¿Cuántas veces vemos a nuestros padres en nosotros? Nos reconocemos en situaciones en las que actuamos como lo hicieron ellos, también en algunas de sus manías, en sus frases, en sus reacciones. 

No es tanto lo que decimos sino lo que hacemos, es nuestro ejemplo el que educa a nuestros hijos, por eso creo que deberíamos tener cuidado en no hacer lo contrario de lo que estamos diciendo.