jueves, 18 de diciembre de 2014

Carta a los Reyes Magos


"Queridos Reyes Magos: Este año he sido buena.... muy buena..."
Así empezaba nuestra carta a los Magos de Oriente cuando eramos niños, y después seguíamos escribiendo una larga lista de deseos, generalmente los juguetes que aparecían en los anuncios de la televisión, anuncios que nos decían que las "muñecas de Famosa  se dirigen al Portal para hacer llegar al Niño su cariño y su amistad. Y Jesús en el pesebre sonríe porque está alegre..." 

En la escuela, hoy, escribimos una particular carta a los Reyes. Les pedimos que pusieran un deseo para los demás, algo que no se pudiera comprar en las tiendas. Mis pequeños, por votación pidieron Paz y Felicidad, creo que un poco influenciados por el poema que mañana recitarán a sus familias. 
Una vez todo terminado, caminamos tan felices hasta el buzón de correos, y allí fueron depositando las cartas. Algunos lo miraban como si fuera algo mágico y maravilloso.

Por un día pensaron en los demás más que en sus propios deseos, aunque uno de ellos me dijo: "Pero yo también he pedido unos zapatos... por si acaso"