sábado, 27 de diciembre de 2014

Celebrar


Nos gusta celebrar las fiestas. Es un momento para reunirnos con la familia o con los amigos.
Siempre que nos juntemos dos o más personas podemos hacer una fiesta. Uno solo no puede porque sólo tiene sentido si se comparte.

En unos días celebraremos el fin de año, y un minuto después celebraremos el Año Nuevo. Qué bien porque termina ese tiempo en el que muchas expectativas, muchos sueños y deseos no se cumplieron. Y qué bien que empieza uno nuevo  con otra lista de sueños y deseos.

Un año que empieza es como un cuaderno en blanco en el que todo está por escribir, todo está por hacer, podremos colorear las páginas con pinturas brillantes o con esas otras que pintan de muchos colores a la vez. Cuando las usamos en clase, los niños las miran como si fueran mágicas. Dibujan líneas con ellas y la línea va cambiando de color según avanza por el papel, ahora azul, ahora amarillo, ahora verde, ahora rojo...

Y ya que nos gusta celebrar,  pues lo mejor será CELEBRAR LA VIDA