viernes, 26 de diciembre de 2014

El hábito de agradecer


El pasado día 22 se celebró el sorteo de la lotería de Navidad. Como se ve que tenemos más o menos salud no hemos sido agraciados con un gran premio. 
Pensándolo bien no creo que nos haga falta recibir un premio grande. ¿Para qué? ¿para tener más dinero, para comprar más cosas? Y todo eso que pudiéramos comprar ¿nos daría la felicidad?
Creo que no, y lo creo sinceramente. 
Mira todas las cosas que tienes: Una casa, calefacción, agua caliente, comida en tu plato, coche, ropa... además de todo esto material tienes una familia, amigos.

Creo que hemos perdido el hábito de agradecer por lo que nos ha sido dado. Sería bueno hacer una lista, y cada día, ir aumentándola, así veríamos lo afortunados que somos.

Gracias por despertarme viva y poder hacer algo nuevo hoy.
Gracias por vivir aquí, en este pueblo, y poder respirar un aire más limpio.
Gracias por el silencio.
Gracias por la música.
Gracias por mi familia y mis amigos.
Gracias por los regalos en forma de palabras o sonrisas.
Gracias por estar ahora ahí, delante de tu pantalla, leyendo lo que escribí.