martes, 23 de diciembre de 2014

Tu capacidad de amar


Al estar más tiempo en casa, por aquello de las vacaciones, una de las cosas a la que te sueles dedicar es a hacer limpiezas. Este año sería bueno empezar por hacer una limpieza interior.

Lo primero tirar esos recuerdos que hacen daño y que ya no sirven para nada, esos que se oxidaron y extienden su óxido  a lo que tienen más cerca. Tirar también los recuerdos que ya no se usan, algunos sueños que ya huelen a rancio, algunas ilusiones, pero también la rabia y el rencor...
De lo más profundo del corazón sacaré las palabras que nunca quise decir pero dije, los recuerdos más tristes, las heridas causadas y las que me causaron. 
Al mirar dentro de mi, también veo cosas hermosas que quiero conservar, como los cristales de hielo en mi ventana, un rayo de sol entre la niebla, una música dulce, una caricia, un abrazo...

Así que una vez hecha la limpieza, en un estante de mi alma, voy a colocar el amor, la alegría, la esperanza y la fe. 
"Ser felices en la vida depende de tu capacidad de amar"