martes, 16 de diciembre de 2014

Vivir la Navidad


Ya nadie sabe cuando empiezan las navidades, porque de pronto un día, y cada vez más pronto, estás dentro, todo está decorado, los supermercados colocan los turrones y polvorones, las tiendas visten de oro y plata sus escaparates y nos entra un afán por comprar y comprar. Todo para tener una Navidad Feliz, pero ¿lo conseguimos o estamos tan estresados que no podemos disfrutar de ella? 

Tal vez la pregunta que deberíamos hacernos es qué clase de Navidad quiero.

"Enseñemos a los niños, desde muy pequeños, a vivir la Navidad de una forma más espiritual, con alegría, con más sentido, lejos de la vorágine por conseguir el regalo perfecto. Los niños son felices cuando se sienten partícipes de una familia, en las tareas que implica la Navidad, como preparar la cena, envolver los regalos, preparar la mesa, elegir de qué van a jugar, qué canciones navideñas o villancicos van a cantar, decorar el árbol de Navidad...
Lo ideal en una Navidad en familia, es revivir y redescubrir entre todos el verdadero motivo por el cual vivís la Navidad." V. Medina