jueves, 15 de enero de 2015

Hacer cola


Hacemos cola para todo: para sacar una entrada, para que te den cita para el médico, para recoger unos resultados, para entrar en un cine, para circular por las  carreteras, para montar en el autobús, para comprar el pan... hasta para ir al baño si, en tu casa, como pasaba en la mía cuando éramos pequeños, sólo había un baño.
De pequeños  hacemos (o nos hacen hacer) fila para entrar en la escuela, para salir, para entregar la carta a los Reyes, para recoger un regalo... 
Empezamos haciendo fila desde que tenemos uso de razón y ya no dejamos de hacerlo en toda nuestra vida." En filita, como las hormiguitas..."  (como cantamos en la escuela) así nos desplazamos cada día, todos los días.
Si hay algo peligroso de verdad es INTENTAR COLARSE EN UNA FILA, puedes resultar insultado y hasta agredido, duele más que se te cuelen que te pisen un pie. Las personas mayores son verdaderos artistas en el arte de colarse, ahora, intenta pasar delante de ellos...defienden su sitio con uñas y dientes, incluso practican el lanzamiento de bolso. Creo que por eso algunos nietos mandan a sus abuelos a hacer fila, saben que tienen el sitio asegurado.
Lo mejor es cuando sólo hay una cola, alguien se te acerca y te pregunta: "¿Eres el último de la fila?" No, el último de la fila eres tú.