lunes, 19 de enero de 2015

"Vivir es guerrear"


Decía Séneca que vivir es guerrear. Cada día una batalla, pero lo importante es no derrumbarse ante lo que nos acontece.Lo más importante que tenemos para superarlo son los amigos. Mi satisfacción es contar con algunos de los mejores del mundo.

Dice Enrique Rojas: 
"Los amigos: nuestra familia espiritual. Uno se retrata en los amigos que elige. La amistad es uno de los platos fuertes en el banquete de la vida, y tiene tres arbotantes en su seno: afinidad, donación e intimidad. En una palabra, sintonía, capacidad para darnos y dejar que el otro entre en el cuadro de máquinas de nuestra conducta y vea lo que hemos sido y somos. La amistad puede ser representada en un pirámide, la mayoría de las amistades se mueven en la banda media o baja de la misma, pocas ascienden hasta la cima. La amistad íntima es un tesoro que hay que proteger, con delicadeza y discreción, con finura psicológica y siendo muy cuidadoso de lo que se dice del otro. La amistad se hace a base de confidencias y se deshace con indiscreciones."