jueves, 8 de enero de 2015

"Y dije: Ahora empiezo..."


Esta frase pertenece a un libro que leí en mi adolescencia. El protagonista, un adolescente de unos 18 años, después de multitud de calamidades y desgracias, después de haber rozado la desesperación, acepta la ayuda que le ofrecen los que le quieren y con esta frase "Y dije: Ahora empiezo..." termina el libro e imagino inicia un camino diferente en su vida.
Esta frase me ha acompañado durante año. En los malos momentos me ayuda a dar ese primer paso que siempre es el más difícil, después el segundo, el tercero..., vienen solos.
Esta mañana también me la repetí, empezamos el trimestre, el segundo ya, empezamos las clases después del "descanso" navideño. Vuelta a la rutina de levantarnos pronto y hacer cien cosas antes de salir corriendo de casa, vuelta al trabajo y comprobar que todos están más altos, porque espero que no sea que yo estoy encogiendo, que también puede ser. Volver a ver a mis compañeros, al frío y conversaciones de los recreos, a las risas y a los besos de mis pequeños.

Esta mañana, cuando sonó el despertador, parecía lunes, lo mejor es que ya es jueves.

¡Buenas noches!