jueves, 5 de marzo de 2015

Monotonía


Jueves otra vez.... otra semana que se pasa sin apenas darme cuenta. Lo que tiene el no salir de casa es que pierdes la noción del tiempo y no sabes en qué día vives. 
Los días se suceden monótonos, casi iguales.

Un poema de Machado nos habla de la monotonía de la lluvia:

Recuerdo infantil


Una tarde parda y fría 

de invierno. Los colegiales 
estudian. Monotonía 
de lluvia tras los cristales. 

Es la clase. En un cartel 
se representa a Caín 
fugitivo, y muerto Abel, 
junto a una mancha carmín. 

Con timbre sonoro y hueco 
truena el maestro, un anciano 
mal vestido, enjuto y seco, 
que lleva un libro en la mano. 

Y todo un coro infantil 
va cantando la lección: 
«mil veces ciento, cien mil; 
mil veces mil, un millón». 

Una tarde parda y fría 
de invierno. Los colegiales 
estudian. Monotonía 
de la lluvia en los cristales.