lunes, 13 de abril de 2015

Nunca te canses de dar las gracias


Hay muchas razones para dar las gracias cada día, y, sin embargo, no es fácil ser agradecido, tal vez, porque pensemos más en lo que nos falta, en lo que no conseguimos que en lo que tenemos.

Dar las gracias por vivir en el país en el que vivimos, en el que, a pesar de todos sus problemas no tiene nada que ver con esos otros en los que no tienen ni agua corriente en las casas.

Dar las gracias por los que nos rodean: tanto los que te aman como los que te odian, los que apoyan lo que haces y los que lo aborrecen. Los que te escuchan , a veces con inmensa paciencia. Todos ellos te ayudan a seguir caminando.

Como decía Violeta Parra: "Gracias a la vida que me ha dado tanto..." y, me gustaría añadir, gracias a los amigos que comparten sus trabajos, sus fotos... que son mi inspiración, que hacen que pueda viajar sin moverme de este asiento.

Gracias a todos y por todo, cada día hay mucho que agradecer.