martes, 30 de junio de 2015

El reloj


Esta tarde oí que el reloj daba las campanadas, las conté y me di cuenta que cada reloj de casa marca una hora diferente. Pensé en el reloj de abuela, un viejo reloj con una pesa enorme suspendida en una cuerda, reloj que no me dejaba dormir en las noches que dormí en su casa. Pensé en mi abuelo que cuidaba con esmero su reloj de pared, tenía una puerta de cristal y los números eran dorados como su péndulo.
Y como la mente es así, me vino a la cabeza un cuento, de un niño que encuentra el reloj de su abuelo en el desván de su casa, lo limpia y descubre que los números han desaparecido. Sale a buscarlos y cada uno de ellos tenía una vida diferente y libre, lejos de la prisión de su esfera. Así que el niño vuelve y con su caja de pinturas dibuja unos números y pájaros y flores y un sol en la esfera. Lo cuelga sobre la pared de su habitación. 
Y, aunque no funciona, aunque esté parado dos veces al día da la hora exacta. Como las personas que, aunque sea por casualidad, alguna vez en la vida hacen o dicen algo extraordinario. De ahí la importancia de escuchar a los demás, aunque pensemos que no tienen nada que decirnos.

lunes, 29 de junio de 2015

Mis amigos


En medio de esta ola de calor, y qué calor, si hasta las rosas que empezaban a abrirse se han quemado. Pues en medio de ella, esta mañana me llegó un aire fresco en forma de visita de unos amigos y compañeros.
Me trajeron los besos suyos y de los que no pudieron venir hasta aquí. Y un corazón enorme con todos sus abrazos.
Pero también, sin saberlo ellos, me trajeron todos esos buenos momentos que pasamos juntos, las conversaciones en la hora del recreo, las risas, las fotos a traición, esas con las que te ríes tanto que hasta se te saltan las lágrimas (a veces, son tan malas las fotos que lloras de pena)

Dice una canción: "Un amigo es una luz brillando en la oscuridad". 

Hoy doy las gracias a Dios por todos esos amigos que tengo que son únicos en el mundo.

domingo, 28 de junio de 2015

Un cuento de Jorge Bucay


 
La princesa y el plebeyo

Cuentan que una bella princesa estaba buscando consorte.
Aristócratas y adinerados señores habían llegado de todas partes para ofrecer sus maravillosos regalos:
Joyas, tierras, ejércitos y tronos conformaban los obsequios para conquistar a tan especial criatura.

Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo, que no tenía más riquezas que amor y perseverancia. Cuando le llegó el momento de hablar, dijo:


"Princesa, te he amado toda mi vida. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte,
te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor...
Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas... esa es mi dote..."

La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar.
"Tendrás tu oportunidad: Si pasas la prueba, me desposarás".

Así pasaron las horas y los días. El pretendiente estuvo sentado, soportando los vientos, la nieve y las noches heladas. Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente vasallo siguió firme en su empeño, sin desfallecer un momento.De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, la cual, con un noble gesto y una sonrisa,
aprobaba la faena.

Todo iba a las mil maravillas. Incluso algunos optimistas habían comenzado a planear los festejos.

Al llegar el día noventa y nueve, los pobladores de la zona habían salido a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, hasta que de pronto, cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la infanta, el joven se levantó
y sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar.

Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa:

"¿Qué fue lo te que ocurrió?...Estabas a un paso de lograr la meta...¿Por qué perdiste esa oportunidad?... ¿Por qué te retiraste?..."
Con profunda consternación y algunas lágrimas mal disimuladas, contestó en voz baja:

"No me ahorró ni un día de sufrimiento...Ni siquiera una hora... No merecía mi amor..."


Jorge Bucay

sábado, 27 de junio de 2015

Vive con sencillez


"Vive con sencillez.
Sueña en grande.
Sé agradecido.
Ama mucho.
Ríe bien alto."

Paulo Coelho

jueves, 25 de junio de 2015

Una frase


Se ha hecho muy tarde esta noche, las noches más cortas del año. Así que antes de irme a dormir os dejo una frase:

"El futuro depende de lo que hagas hoy"

miércoles, 24 de junio de 2015

Lo maravilloso


"Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa"

Lo acabo de leer y me ha encantado. "Maravilloso" es una palabra que al pronunciarla se abren más los ojos, te quedas boquiabierto y una sonrisa ilumina tu cara.

Y este adjetivo tiene algunos sinónimos para describir algo que es muy bueno o tiene cualidades extraordinarias, como:

extraordinariosorprendenteadmirableasombrosoprodigiosoportentosopasmoso,estupendo.

martes, 23 de junio de 2015

Días especiales II


Como decía ayer, hoy es otro día especial en el que se mezclan en mi interior la alegría y la pena.

Pena porque, en los trece años en los que estoy trabajando en esta escuela, es la primera vez que no puedo asistir a la graduación de mis alumnos de cinco años.

Pero es una gran alegría, por otra parte, porque en el vídeo que me ha mandado una de sus madres, las veo caminar seguras y con confianza, atravesando el escenario del teatro de Rioseco. Sé que con esa misma seguridad empezarán la Educación Primaria.
Estos seis años se han pasado en un vuelo, y digo bien seis años, porque recuerdo cuando Vero me dijo que no podía ir a la reunión de fin de curso de su hijo mayor porque el parto se había adelantado.

Hoy es día de darles las gracias a ellas, a mis niñas, a Inés y Carmen:
Gracias por las sonrisas de cada día, por vuestras muestras de cariño en forma de dibujos grandes y minúsculos con los que podría empapelar las paredes de la escuela. Gracias por compartir confidencias conmigo y alguno de vuestros "grandes secretos". Gracias por ayudarme a renovarme en mi trabajo buscando cosas nuevas que despertaran vuestro interés, y por pedirme, otras veces, que repitiésemos aquellas que más os gustaron hacer.
Gracias por esos abrazos que no pedí, pero que me disteis cuando más lo necesitaba.

Aunque al curso que viene no estaréis conmigo en clase, nos veremos en los recreos y en cualquier ocasión, total sólo nos separa una puerta.

                                                     ¡Felices vacaciones!

lunes, 22 de junio de 2015

Días especiales


Hace unos años, durante un curso escolar, desarrollamos un taller al que llamamos "Días especiales"
Ayer fue uno de esos días. Mi hijo mayor se ordenó como Diácono. En su cara podía verse la alegría, la inmensa felicidad que nacía en el fondo de su corazón.
Seguí la ceremonia desde una habitación, gracias a las nuevas tecnologías y al buen hacer de un amigo que preparó todo. 
Los 25 años que han transcurrido desde su nacimiento hasta ayer fueron pasando ante mis ojos: sus primeros pasos, sus risas, los días de la escuela, el salto al Seminario... Y junto a la alegría del momento, la tristeza de la persona que me faltaba allí, él, que tanto quería  a su nieto, lo vería desde el cielo.

Hoy es un día para dar las gracias: 

Gracias a todos los que contribuyeron a que llegara hasta aquí: sus profesores, sus formadores, su director espiritual, sus amigos y compañeros.

Gracias a todos los amigos que estuvieron conmigo ayudándome con su presencia y con su cariño, gracias a todos los que nos acompañaron física o espiritualmente, porque no siempre podemos estar donde quisiéramos, gracias a mi familia y, en especial, gracias a mi hijo que hizo todo lo posible para que pudiera estar a su lado en ese día tan especial.

Y mañana será otro día muy especial... pero eso será mañana.

sábado, 20 de junio de 2015

Los tres cedros. Paulo Coelho


Mi abuela me contaba la siguiente historia:
"Tres cedros nacieron en los otrora hermosos bosques del Líbano. Como es sabido, los cedros tardan mucho tiempo en crecer, así que estos árboles pasan siglos enteros meditando sobre la vida, la muerte, la naturaleza y los hombres.
Presenciaron la llegada de una expedición de Israel, enviada por Salomón, y más tarde vieron la tierra cubierta de sangre durante las batallas con los asirios. Conocieron a Jezabel y al profeta Elías, enemigos mortales. Asistieron a la invención del alfabeto y se deslumbraron con las caravanas que pasaban, llenas de tejidos multicolores.
Un buen día resolvieron conversar sobre el futuro:
Después de todo lo que he visto - dijo el primer árbol - quiero ser transformado en el trono del rey más poderoso de la tierra.
A mí me gustaría formar parte de algo que transformara para siempre el Mal en Bien - comentó el segundo.
Por mi parte, querría que cada vez que alguien me mirara, pensara en Dios - fue el comentario del tercero.
Transcurrido algún tiempo, aparecieron unos leñadores. Los cedros fueron derribados y transportados en barco a un país lejano.
Cada uno de aquellos árboles tenía un deseo, pero la realidad nunca pregunta qué hacer con los sueños: el primer árbol sirvió para construir un albergue para animales y las sobras fueron usadas como recipiente para el forraje. El segundo árbol se transformó en una mesa muy sencilla, que pronto fue vendida a un comerciante de muebles. Como la madera del tercer árbol no encontró compradores, fue cortada y colocada en el almacén de una gran ciudad.
Sintiéndose infelices, los árboles se lamentaban: "nuestra madera era buena y nadie encontró algo bello para usarla".
Tiempo después, en una noche llena de estrellas, una pareja que no conseguía encontrar refugio decidió pasar la noche en el establo que había sido construido con la madera del primer árbol. La mujer gritaba con dolores de parto y terminó dando a luz allí mismo, colocando a su hijo entre el heno y la madera que lo apoyaba.
En aquel momento, el `primer árbol comprendió que su sueño se había cumplido: allí estaba el mayor de todos los reyes de la Tierra.
Años más tarde, en una casa modesta, varios hombres se sentaron en torno de la mesa que había sido hecha con la madera del segundo árbol. Uno de ellos, antes de que todos comenzaran a comer, dijo algunas palabras sobre el pan y el vino que tenía frente a él.
Y el segundo árbol comprendió que en aquel momento él no sustentaba solamente un cáliz y un pedazo de pan, sino la alianza entre los hombres y la Divinidad.
Al día siguiente, retiraron dos pedazos del tercer cedro y los colocaron en forma de cruz. Los dejaron tirados en un rincón hasta que horas después trajeron a un hombre cruelmente herido, que clavaron en los leños. Horrorizado, el cedro lamentó la bárbara herencia que la vida le había dejado.
Antes de que transcurriesen tres días, no obstante, el tercer árbol entendió su destino: el hombre que allí había estado clavado era ahora la Luz que todo lo iluminaba. La cruz hecha con su madera había dejado de ser un símbolo de tortura para transformarse en señal de victoria.
Como siempre sucede con los sueños, los tres cedros del Líbano habían cumplido el destino que deseaban - aunque no de la manera imaginada.

jueves, 18 de junio de 2015

El fin del mundo


Hace setenta y cinco millones de años desaparecieron los dinosaurios. Hay estudios que apuntan a la caída de un meteorito y a un cambio climático.

En nuestros días parece que no vamos a necesitar de accidentes naturales para terminar con nuestro mundo, ya nos encargamos de terminar con él y de destruirnos.
Hay guerras, violencia y terrorismo, lo vemos a diario en las noticias, nos dolemos el escaso tiempo en que cambian de noticia o nos ponen un anuncio de cosas que no necesitamos pero que prometen la felicidad al que las posee. Además, esas guerras nos parecen tan lejanas, a kilómetros de nuestra casa. El odio parece que se ha instalado entre nosotros y, lo peor, es que algunos lo ven como normal. No parece existir el perdón, sino la sed de venganza y de revancha.
Destruimos nuestra sociedad con la avaricia, con el materialismo, con la indiferencia hacia los pobres, los ancianos... Estamos destruyendo el medio ambiente usando productos nocivos, contaminando una tierra que nos la dieron para cuidarla.

¿Qué mundo vamos a legar a nuestros hijos? 

martes, 16 de junio de 2015

La mariposa azul


Un breve cuento para este martes que termina:
"Había un viudo que vivía con sus dos hijas curiosas e inteligentes. Las niñas siempre hacían muchas preguntas. A algunas de ellas él sabía responder, a otras no.
 Como pretendía ofrecerles la mejor educación, envió a las niñas de vacaciones con un sabio que vivía en lo alto de una colina. El sabio siempre respondía a todas las preguntas sin ni siquiera dudar. Impacientes con el sabio, las niñas decidieron inventar una pregunta que él no sabría responder. Entonces, una de ellas apareció con una linda mariposa azul que usaría para engañar al sabio.
–¿Qué vas a hacer? –preguntó la hermana.
–Voy a esconder la mariposa entre mis manos y preguntarle al sabio si está viva o muerta. Si él dijese que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que está viva, la apretaré y la aplastaré. Y así cualquiera que sea su respuesta, ¡será una respuesta equivocada!
Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio, que estaba meditando.
“Tengo aquí una mariposa azul. Dígame, 
sabio, ¿está viva o muerta?
Muy calmadamente, el sabio sonrió y respondió:
 “Depende de ti… Ella está en tus manos”.
Así es nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro. No debemos culpar a nadie cuando algo falla. Nosotros somos los responsables por aquello que conquistamos o no conquistamos. Nuestra vida está en nuestras manos, como la mariposa azul.
 Nos toca a nosotros escoger qué hacer con ella."

lunes, 15 de junio de 2015

¡Sonríe!


Empezamos una nueva semana, en la que, tal vez, podamos encontrar lo que estamos buscando.
A propósito de buscar y encontrar, acabo de leer esta frase:

"A veces pensamos que queremos desaparecer, cuando en realidad lo que queremos es que nos encuentren."

Después encontré esta otra:

"¡Sonríe! Después ya pensaremos el motivo"

Buena semana para todos.

sábado, 13 de junio de 2015

El mito de Sísifo


"Sísifo, dentro de la mitología griega,  hizo enfadar a los dioses por su extraordinaria astucia. Como castigo, fue condenado a perder la vista y a empujar perpetuamente un peñasco gigante montaña arriba hasta la cima, sólo para que volviese a caer rodando hasta el valle, desde donde debía recogerlo y empujarlo nuevamente hasta la cumbre y así indefinidamente."

Como Sísifo me siento cada mañana al barrer el patio. Cuando termino de barrerlo me doy la vuelta y, de nuevo, el suelo está lleno de hojas y pequeñas flores que caen sin parar de nuestra enredadera.
Aunque, al contrario que este rey, no vuelvo a barrer una y otra vez.
Me gusta ver caer las florecillas al suelo ayudadas por el viento se mantienen unos momentos volando para caer suavemente al suelo. Forman una especie alfombra blanca que mañana habrá que volver a recoger.

viernes, 12 de junio de 2015

¿El día más bello? Hoy


¿El día más bello? Hoy
¿La cosa más fácil? Equivocarse
¿El obstáculo más grande? El miedo
¿El error mayor? Abandonarse
¿La raíz de todos los males? El egoísmo
¿La distracción más bella? El trabajo
¿La peor derrota? El desaliento
¿Los mejores profesores? Los niños
¿La primera necesidad? Comunicarse
¿Lo que nos hace más felices? Ser útiles a los demás
¿El misterio más grande? La muerte
¿El peor defecto? El mal humor
¿La persona más peligrosa? La mentirosa
¿El sentimiento más ruin? El rencor
¿El regalo más bello? El perdón
¿Lo más imprescindible? El hogar
¿La ruta más rápida? El camino correcto
¿La sensación más grata? La paz interior
¿El resguardo más eficaz? La sonrisa
¿El mejor remedio? El optimismo
¿La mayor satisfacción? El deber cumplido
¿La fuerza más potente? La fe
¿Las personas más necesarias? Los padres
¿La cosa más bella de todas? EL AMOR


Madre Teresa

jueves, 11 de junio de 2015

Siempre que ha llovido ha escampado



Una frase que podríamos escribir sobre un cristal salpicado por las gotas de lluvia de las tormentas de estos días:

"Una pintura es un poema sin palabras"
Horacio

Parece que la lluvia no va a acabar nunca. Ayer mientras miraba cómo llovía, pensaba en el sol. Lo imaginaba brillando sobre la capa de nubes que nos envuelve e impiden que nos ilumine y caliente. 
Siempre, siempre después de la lluvia, por muy intensa que sea, sale el sol.

martes, 9 de junio de 2015

El complejo de Cenicienta


Este es uno de los más recientes complejos. Este complejo no se encuentra exclusivamente entre las mujeres, también está muy presente en hombres.

"Una nueva corriente de psicólogos de Estados Unidos, ha establecido un paralelismo entre los personajes de cuentos infantiles y la formación de vínculos personales.
El complejo de cenicienta, es el miedo que las mujeres tienen hacia la independencia, a causa de los “principios” que se les da en el transcurso de la educación.
Si bien es cierto, la mujer actual, se ha podido desenvolver y alcanzar un nivel de desarrollo importante en la sociedad, pero aún existen mujeres que todavía no han podido desarrollar y alcanzar ese nivel, por diferentes razones, y una de ellas es la pobreza.
Es que la mujer casi siempre ha estado con los trabajos de limpieza, aseo del hogar y los niños, la cocina, la que lava la ropa, la que plancha, etc., la mayoría de las veces, es ella quien realiza todo el trabajo, (aquí uno delos puntos del complejo de cenicienta, ya que se relaciona con la cenicienta delos cuentos, la que hacia todos los que aceres del hogar).
Por otro lado, las mujeres tienen miedo a la independencia, porque desde pequeñas se les enseñó a que son frágiles, que deben ser calladas y que siempre  necesitan de alguien que las cuide y haga las cosas por ellas. En el caso de los hombres, se les enseña a tener que ser fuertes, a buscar la felicidad, a trabajar, a saber desenvolverse ante los demás para poder conseguir su desarrollo en la sociedad.
Es por ello que algunas mujeres, a la larga, son personas incapaces de encontrar satisfacción en su propia vida y son personas que están en constante búsqueda de un hombre que le dé razón a su existir y sea la alegría de sus días.
Este complejo no discrimina si las mujeres son exitosas, profesionales, amas de casa, cocineras, etc., la mujer con este complejo no le interesa nada más que sentirse aceptada a través del matrimonio y obviamente el de la compañía de un hombre.
La sociedad misma nos enseña a tener que depender de otras personas, y  no así el poder ser libres para encontrarse con ellas mismas, pudiendo así reforzar el autoestima."

lunes, 8 de junio de 2015

10 Pautas para educar para el respeto


Este artículo me ha parecido interesante. Todos hemos pasado por esa etapa en la que nos rebelamos contra las normas de autoridad, una forma de afianzar nuestro yo, de crecer y madurar, pero eso no quiere decir que tenga que ir acompañado de faltas de respeto.

"El respeto es un valor fundamental en la educación de los niños y niñas.

El respeto es un valor que ha de inculcarse desde casa, como todos los valores para su interiorización precisa de la vivencia afectiva del mismo. Es decir para hacerlos suyo necesitan vivirlo y dejar que pase a formar parte de sus principios personales.
En ocasiones tendemos a confundir la autoridad con un estilo educativo autoritario, pasando al otro extremo a un estilo educativo demasiado permisivo. No queremos privar la libertad de nuestros niños y niñas y evitamos la disciplina. Pero no se trata de coartar su libertad, si no de inculcarles un respeto hacía las demás personas. No se trata de inculcarles miedo para que cumplan con las normas de la autoridad sin, ni siquiera cuestionarlas, se trata de educarlos para que desarrollen un pensamiento crítico y que aprendan a respetar a las demás personas, que sean capaces de tratar con respeto a los otros.

10 pautas para educar para el respeto

Cuando los niños y niñas nos faltan al respeto, tendremos que modificar nuestra forma de actuar y poner en práctica algunas pautas para lograr inculcar este valor fundamental.
  1. Conserva la calma ante la rebeldía del niño/a y sus faltas de respeto. Responder con violencia (gritos y faltas de respeto) solo sirve para empeorar la situación.
  2. Aplica técnicas de disciplina positiva, basadas en el respeto del niño/a. Cuando observemos una falta de respeto pensaremos en un castigo (tomado como consecuencia negativa a sus actos, no como una represalia a los mismos). Este castigo puede ser algo como: hasta que no me hables con respeto no te voy a atender. Siempre manteniendo la calma y sin alterarnos. Aplica refuerzos positivos que premien su buena conducta.
  3. Establece normas claras, precisas y concisas. Estas normas deben ser consensuadas por todos. No se trata de imponer, sino de hacer entender al niño/a porque hay que seguir una norma determinada y darle voto en estas normas. Si comprenden el por qué es más fácil que respeten estas normas.
  4. Los niños y niñas, aprenden más de lo que ven que de lo que les decimos. En el caso de los valores esto es aún más acusado, los pequeños interiorizan los valores que ven en los demás. Es fundamental predicar con el ejemplo, si es nuestro modo de actuar tendemos a faltar al respeto, ellos lo verán como el modo normal de actuar.
  5. No les permitas ninguna impertinencia o falta de respeto por ligera que sea ésta. Están probando donde está el límite y si les dejas pasar alguna, tenderán a ir más allá. Mantente firme, pero tranquilo y cariñoso.
  6. Comunícate con el niño/a. Muchas veces las faltas de respeto pueden venir por un malestar emocional al no comprender el sentido de alguna norma. Es fundamental escucharles y explicarles.
  7. Evita ser demasiado autoritario o controlar demasiado al niño/a. Con estas actitudes solo logramos que sean más rebeldes. El truco está en ayudarles a diferenciar espacios y momentos, en los que se pueden comportar de un modo u otro (por ejemplo: en clase no puedes correr, en el patio sí. A esta hora tienes que hacer los deberes, luego puedes jugar.)
  8. Cuando castigues al niño/a por su rebeldía o faltas de respeto, debes mantener el castigo hasta que cumpla con lo que le has dicho. Si tiene que pedir perdón, por ejemplo, no levantes el castigo hasta que no lo haga.
  9. Incúlcale modales básicos, el por favor, gracias,…es una manera de enseñarle a comportarse con respeto.
  10. Enséñale una forma asertiva de comunicarse. Se trata de poder dar su opinión y defender sus derechos, sin dañar a los demás y sin faltar al respeto.
Celia Rodríguez Ruiz
Psicóloga y Pedagoga

sábado, 6 de junio de 2015

"El día tiene cien bolsillos"


"Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos."
Nietzsche

Hoy, el pueblo ha estado particularmente silencioso. Esta mañana los niños se fueron de excursión y se echan de menos sus voces, sus risas en la calle y en el parque.
A media mañana, el silencio se vio roto por alegres repiques de campanas, anunciaban la llamada a la ermita donde una pareja celebraría su unión en sagrado matrimonio. El inicio de un camino, de una vida juntos.
Por la tarde, se pudo sentir un tañido triste de campanas, una vida que termina. Pero también es el comienzo de un camino hacia donde Dios quiera.
Un día de mucho calor de nuevo aplacado por este aire fuerte que se acaba de levantar, tan fuerte que ha arrancado una rosa.
¿Qué se oye ahora? Sólo el canto de los pájaros.

jueves, 4 de junio de 2015

Desapego



"Todos nosotros somos capaces de ir más allá de nuestras ataduras materiales.
  • DESAPEGO. En una sociedad materialista no es fácil hablar de desapego de lo material, es decir, del valor que adquieren los objetos que te rodean. En este sentido Chopra no quiere que abandones la intención de crear tu deseo, sino que de lo que se trata es de abandonar tu apego al resultado. Si lo consigues, será cuando tengas todo lo que deseas.
Deepak Chopra

 Por si no lo conoces te diré que se trata de un extraordinario escritor y comunicador, además de médico. Este indio nacido en 1966 ha sido y sigue siendo una inspiración y una ayuda para muchas personas que han leído y escuchado la manera que tiene de entender la vida."

miércoles, 3 de junio de 2015

10 consejos para cuidar de ti mismo


Entre las miles de páginas que hay en internet, con sus artículos, con sus poemas o canciones, con el alma de aquellos que escriben unas líneas y las comparten con otros, algunos completamente desconocidos, hoy encontré este artículo:



10 consejos para cuidar de ti mismo



1- Aprende a expresar tus sentimientos. 

Cuando no expresas tus propias emociones y sentimientos generas una inmensa barrera interior contigo mismo. Esta situación suele desencadenar en bloqueos, miedos y, lo más importante, en no disfrutar de nuestra libertad emocional.
2- Evita compararte con los demás.

Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. De ahí que compararte con los demás de forma constante solo puede llevarte a convertirte en aquello que no eres. Cuando no nos aceptamos tal como somos, con nuestros puntos fuertes y menos positivos, estamos bloqueando nuestra esencia. Aquello que hace que te sientas vivo y que te ames a ti mismo.

Compárate de forma sana con los demás para aprender, adquirir experiencias que te ayuden y consejos que te permitan superarte más fácilmente.

3- Forma un pequeño grupo.

Forma un grupo de personas a las que puedas acudir cuando necesites apoyo emocional y consejos que permitan aclararte. En muchos momentos de nuestra experiencia vital es normal sentirnos bloqueados, sin ver la salida. Un buen amigo que te quiere y respeta siempre puede compartir contigo la gran sabiduría de la vida. Y hacerte ver la luz.


4- Conserva tiempo para disfrutar.

Todos necesitamos premiarnos y mimarnos. Amarte a ti mismo y cuidarte realizando las actividades que más te gustan te permitirá sentirte muy bien. No caigas en la rutina de hacer siempre lo mismo. Preocúpate por disfrutar de tu tiempo y de aquellos a los que quieres.

5- Ríe siempre que puedas.

Rodéate de personas que ven la vida de forma realista pero también llena de optimismo, ilusión y humor. Muchos estudios científicos corroboran que tu sonrisa es un regalo para ti mismo a niveles físicos y emocionales. Influyendo también en tu alrededor.

6- Relájate.

Cuando te relajas estás mejorando la mente y ayudando a tu cuerpo a mantenerse en forma, con un sano equilibrio interno. Puedes practicar actividades como  escuchar música, leer libros… Cualquier ejercicio que te permita no pensar en exceso y sentirte bien contigo mismo.

7- Aprende a decir “no”.

Una tarea pendiente para muchos. Saber decir “no a expectativas, a peticiones o a demandas irrazonables te permitirá respetarte mucho más y que te respeten. Así, evitaras posibles situaciones desagradables futuras a nivel emocional.


8- Realiza el trabajo que te encanta.

Averigua si tu trabajo es bueno para ti o estás a gusto con tu entorno. Céntrate en las cosas de tu trabajo que más te gustan y pon menos atención a las que te desagradan.Un pensamiento recomendable en esta parcela es recordar que todos los trabajos tienen aspectos desagradables.
Recuerda: si lo sueñas es porque tienes todo lo necesario para hacerlo realidad.

9- Haz ejercicio.

Innumerables estudios confirman que la práctica de ejercicio es muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana. Ser más activo en tu día a día es una buena manera de comenzar.

10- Cuida tu vida espiritual.



Intenta dedicar en tu día a día tiempo para pensar en las cosas que te proporcionan paz, belleza y serenidad en la vida. Continúa y sigue tu propio camino espiritual.
No guardes nada en tu interior que tenga que ver con el amor: no tengas vergüenza en manifestarlo con los que más quieres. Comparte tus pensamientos con aquellos que gozan de tu confianza y respira. Siente el silencio y goza de ti mismo.

martes, 2 de junio de 2015

Cuando nos hacemos mayores...



Un día, de pronto y sin darte cuenta, te encuentras haciendo y diciendo las mismas cosas que tus padres, es cuando te das cuenta de que te has hecho mayor. También observas que ahora eres tú quien explica una receta a tu madre, quien la anima en los malos momentos, quien la abraza para que se sienta segura... 
Te das cuenta que te has hecho mayor porque el tiempo vuela. Mi medida son mis niños en la escuela. Un día veo a las mamás embarazadas, al poco tiempo ya entran los pequeños en la escuela, y poco después me dice una madre que su hija va a empezar la universidad... pero si ayer tenía 5 años y la mochila era más grande que ella. Cuando lo pienso bien, han pasado 13 años desde aquellos días hasta hoy.
He encontrado un artículo sobre por qué el tiempo pasa más rápido:

"Al parecer, nuestro cerebro funciona como si fuera un ordenador que interpreta la realidad de forma distinta según las circunstancias. Así, cuando la información es nueva, el cerebro gasta más energía en procesarla. Prestamos más atención y registramos más detalles que cuando la experiencia es repetida. Este esfuerzo mental nos produce la sensación de que el tiempo transcurrido es mayor. La mayoría de las experiencias nuevas se acumulan durante la niñez, adolescencia y primera juventud. Por eso, durante esos años parece que el tiempo es más largo.
Lo mismo ocurre cuando realizamos un viaje, por ejemplo. Nuestro cerebro se esfuerza por memorizar cada detalle, lo que produce la sensación de que el tiempo se dilate. Cuando las vivencias se convierten en rutina, los recuerdos se diluyen en nuestra memoria."

lunes, 1 de junio de 2015

Frases hechas


Hay muchas frases que utilizamos constantemente pero de las que desconocemos su origen. He estado buscando algunas y hay cosas muy curiosas. Os dejo dos de ellas.

Acabar como el Rosario de la Aurora
Corrían los primeros años del siglo XIX cuando en Madrid se veneraba a Nuestra Señora de la Aurora. Se sacaba una imagen de la misma en procesión desde la basílica de San Francisco el Grande y, debido a lo temprano de la hora, la procesión iba alumbrada por faroles.

También salía en procesión la Virgen del Henar, supongo que en las fechas de Semana Santa, y ambas imágenes se encontraron en una calle por la que no podían pasar a la vez. Los portadores y procesionarios de cada lado se enzarzaron en una discusión que debió avergonzarles, pero que en lugar de ello, les llevó a las manos. Y así acabó aquel rosario de la Aurora (de Nuestra Señora de la Aurora) a farolazos y golpes.

Hay otras voces que sitúan el hecho en Andalucía, pero eso en poco cambio el fondo del asunto. Y no es la única vez en la que unas hermandades se enfrentan en la calle para que no ceda una Virgen a otra su lugar.


Las cosas claras y el chocolate espeso
Cuando desde América, el monje español fray Aguilar envió las primeras muestras de la planta de cacao a su congregación del Monasterio de Piedra, para que la dieran a conocer, al principio no gustó, a causa de su sabor amargo, por lo que fue utilizado con fines medicinales exclusivamente. Posteriormente a unas monjas del convento de Guajaca se les ocurrió agregarle azúcar al preparado de cacao, ese nuevo producto causó furor, primero en España y luego en toda Europa. En esos tiempos mientras la Iglesia debatía sobre si esa bebida rompía o no el ayuno pascual, el pueblo discutía cual era la mejor forma de tomarlo: espeso o claro. Los ganadores fueron, finalmente, los que se inclinaron por el chocolate espeso por lo que esta expresión se popularizó en el sentido de llamar las cosas por su nombre.