miércoles, 3 de junio de 2015

10 consejos para cuidar de ti mismo


Entre las miles de páginas que hay en internet, con sus artículos, con sus poemas o canciones, con el alma de aquellos que escriben unas líneas y las comparten con otros, algunos completamente desconocidos, hoy encontré este artículo:



10 consejos para cuidar de ti mismo



1- Aprende a expresar tus sentimientos. 

Cuando no expresas tus propias emociones y sentimientos generas una inmensa barrera interior contigo mismo. Esta situación suele desencadenar en bloqueos, miedos y, lo más importante, en no disfrutar de nuestra libertad emocional.
2- Evita compararte con los demás.

Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. De ahí que compararte con los demás de forma constante solo puede llevarte a convertirte en aquello que no eres. Cuando no nos aceptamos tal como somos, con nuestros puntos fuertes y menos positivos, estamos bloqueando nuestra esencia. Aquello que hace que te sientas vivo y que te ames a ti mismo.

Compárate de forma sana con los demás para aprender, adquirir experiencias que te ayuden y consejos que te permitan superarte más fácilmente.

3- Forma un pequeño grupo.

Forma un grupo de personas a las que puedas acudir cuando necesites apoyo emocional y consejos que permitan aclararte. En muchos momentos de nuestra experiencia vital es normal sentirnos bloqueados, sin ver la salida. Un buen amigo que te quiere y respeta siempre puede compartir contigo la gran sabiduría de la vida. Y hacerte ver la luz.


4- Conserva tiempo para disfrutar.

Todos necesitamos premiarnos y mimarnos. Amarte a ti mismo y cuidarte realizando las actividades que más te gustan te permitirá sentirte muy bien. No caigas en la rutina de hacer siempre lo mismo. Preocúpate por disfrutar de tu tiempo y de aquellos a los que quieres.

5- Ríe siempre que puedas.

Rodéate de personas que ven la vida de forma realista pero también llena de optimismo, ilusión y humor. Muchos estudios científicos corroboran que tu sonrisa es un regalo para ti mismo a niveles físicos y emocionales. Influyendo también en tu alrededor.

6- Relájate.

Cuando te relajas estás mejorando la mente y ayudando a tu cuerpo a mantenerse en forma, con un sano equilibrio interno. Puedes practicar actividades como  escuchar música, leer libros… Cualquier ejercicio que te permita no pensar en exceso y sentirte bien contigo mismo.

7- Aprende a decir “no”.

Una tarea pendiente para muchos. Saber decir “no a expectativas, a peticiones o a demandas irrazonables te permitirá respetarte mucho más y que te respeten. Así, evitaras posibles situaciones desagradables futuras a nivel emocional.


8- Realiza el trabajo que te encanta.

Averigua si tu trabajo es bueno para ti o estás a gusto con tu entorno. Céntrate en las cosas de tu trabajo que más te gustan y pon menos atención a las que te desagradan.Un pensamiento recomendable en esta parcela es recordar que todos los trabajos tienen aspectos desagradables.
Recuerda: si lo sueñas es porque tienes todo lo necesario para hacerlo realidad.

9- Haz ejercicio.

Innumerables estudios confirman que la práctica de ejercicio es muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana. Ser más activo en tu día a día es una buena manera de comenzar.

10- Cuida tu vida espiritual.



Intenta dedicar en tu día a día tiempo para pensar en las cosas que te proporcionan paz, belleza y serenidad en la vida. Continúa y sigue tu propio camino espiritual.
No guardes nada en tu interior que tenga que ver con el amor: no tengas vergüenza en manifestarlo con los que más quieres. Comparte tus pensamientos con aquellos que gozan de tu confianza y respira. Siente el silencio y goza de ti mismo.