jueves, 11 de junio de 2015

Siempre que ha llovido ha escampado



Una frase que podríamos escribir sobre un cristal salpicado por las gotas de lluvia de las tormentas de estos días:

"Una pintura es un poema sin palabras"
Horacio

Parece que la lluvia no va a acabar nunca. Ayer mientras miraba cómo llovía, pensaba en el sol. Lo imaginaba brillando sobre la capa de nubes que nos envuelve e impiden que nos ilumine y caliente. 
Siempre, siempre después de la lluvia, por muy intensa que sea, sale el sol.