miércoles, 29 de julio de 2015

Hoy es un buen día


Han pasado tantas cosas desde que empezó este año... Hoy es un día tan bueno como otro cualquiera para dar las gracias a mi familia y amigos por escucharme, incluso cuando estoy enfadada o cuando, por efecto de la medicación, hablo sin parar. 
Por abrazarme cuando estoy triste. 
Por reírse conmigo cuando se presenta la ocasión.

Gracias a todos por estar a mi lado.