jueves, 27 de agosto de 2015

Ayuda perfecta


Varios días buscando ayuda para montar unas estanterías, y por fin, ayer, encontré la ayuda perfecta.
A mi lado sin protestar durante un par de horas, haciendo el trabajo mucho más fácil, más sencillo, más cómodo.
 Al contemplar el trabajo terminado me di cuenta que sin su ayuda no habría sido posible. Por lo tanto he tomado la decisión de quedarme con él para siempre. No sé cómo no me di cuenta antes, ni cómo he podido estar sin él tanto tiempo.
Todas deberíamos tener siempre uno así a nuestro lado. 
Él es el destornillador eléctrico