jueves, 20 de agosto de 2015

El sufrimiento nos abre los ojos a lo esencial


Estaba leyendo un artículo sobre una película de Batman, en el que el periodista dice:

"La lección central de la película es cuando el héroe, después de haberse decidido finalmente a serlo, es derrotado en combate y arrojado al fondo de un abismo; ahí aprende una de las enseñanzas más importantes de la vida: Que el sufrimiento, lejos de ser un paralizante, es un aliciente, pues nada nos abre tanto los ojos a lo esencial y a lo que verdaderamente importa en la vida – como el contacto directo con el dolor y la miseria humana en cualquiera de sus formas – es algo que inevitablemente nos reajusta nuestras prioridades."

Sólo cuando hemos tocado fondo podemos tomar el impulso necesario para subir y retomar nuestra vida.