sábado, 5 de septiembre de 2015

Ama como la llovizna.


Se oye el viento soplando en la calle. 
De nuevo hace frío. 
Es muy tarde ya, tanto que el sueño que parecía no querer venir a su cita diaria empieza a manifestarse. Hay noches que me encuentra sentada  en el sillón y me deja ver el principio de una película y el final de otra, con lo que, de pronto, sólo hay confusión en mi cabeza.
Por eso hoy, antes de que venga, voy a escribir una frase de Paulo Coelho que leí hace unos días:

"Ama como la llovizna.Que cae en silencio, casi sin hacerse notar, pero que es capaz de desbordar ríos."