jueves, 10 de septiembre de 2015

Nuevo curso


Hoy empezó el nuevo curso. Muchos venían con el sueño en los ojos, volver a la rutina de madrugar cuesta. Más cuando el día anterior estaban de fiesta. Pero se vuelve a sentir la emoción de abrir los libros nuevos, de estrenar las pinturas, sobre todo la de color oro, de compartir juegos en el patio.Volver a las rutinas: poner la fecha en la pizarra, pasar lista,cantar las canciones y escuchar los cuentos de siempre. Descubrir su alegría cuando el cazador pega al lobo y se salvan los cerditos. Y es que no hay nada más reconfortante que saber que por muy malo que sea el lobo, siempre hay alguien más fuerte, más listo que puede con él.
Aunque hoy no me ha sido fácil retomar las clase, he vuelto a quedar atrapada en la magia de la escuela. Volver a disfrutar con cada minuto que paso con ellos.