sábado, 26 de diciembre de 2015

Cosas que pasan en Navidad


Hay cosas que ya son tradición en casa como el chocolate con churros la mañana del día de Navidad.
Desde hace años, mi hijo mayor se levanta antes que los demás, prepara la masa para hacer los churros y hace el chocolate espeso.
Ayer por la mañana, estábamos en la cocina recordando que, hace años, cuando él era pequeño, hice una masa con intención de hacer unos churros, pero al echar el primero al aceite hirviendo explotó y quedó pegado en el techo de la cocina. Una pequeña mancha circular que nunca desapareció nos lo recordaba y nos reíamos al hacerlo. Ya estaba terminando de freír los churros cuando amasó un poco de masa con las manos y mientras me decía: "Verás cómo explota..." Yo le dije que parecía que no iba a hacerlo, cuando pasó lo que tenía que pasar. Una explosión en toda regla. La mitad del aceite de la freidora salió disparado contra el techo llevando consigo la masa blanca.
Ahora, en el techo de la cocina, no hay un círculo pequeño, hay un mar de aceite. Tal vez, dentro de un tiempo me ría al recordarlo, pero hoy, que sigo encontrando trocitos de churro por cualquier sitio, que sigo quitando aceite, hoy no me río todavía.