sábado, 12 de diciembre de 2015

"Mandamientos para dejar de amargarse"


Estos últimos días, antes de las vacaciones de Navidad, son muy intensos. Mucho trabajo por hacer: decorar las aulas, recoger el trabajo de todo el trimestre y encuadernarlo para llevarlo a casa. Al colocar las hojas con los trabajos, ves la evolución de los niños, cómo han ido madurando en este tiempo.
En medio de este ajetreo es fácil, a veces, caer en el desánimo. Hoy, por casualidad encontré este decálogo para no amargarse.
Me hizo gracia. No se trata de estar de acuerdo con ello, ni de cumplirlo a rajatabla, sino de arrancar una sonrisa al leerlo.

dejar de amargarse