martes, 5 de enero de 2016

Noche de Reyes


Llegó la noche mágica, la noche de la ilusión, la de los sueños. Mientras espero levantada recuerdo otras noches como ésta, cuando toda la familia estaba unida y completa. Por un instante vuelvo al salón de la casa de mis padres. Mi hermana y yo dormíamos junto a él. Decidimos que nos quedaríamos despiertas para ver a los Reyes Magos, nos escondimos detrás de un sillón. Creo que nos dormimos antes de verlos, pero escuché el crujir de los papeles al dejar los regalos cerca de los zapatos relucientes. Recuerdo los nervios y el corazón latiendo tan deprisa que parecía que se fuera a salir del pecho, levantarnos a las 6 de la mañana o antes, desenvolver los regalos, ver todo y regresar a la cama con la alegría de haber recibido lo que habíamos pedido... o algo parecido, pero no importaba. Y por la mañana, saltar sobre la cama de nuestros padres sin comprender por qué no se levantaban. Vuelvo a ver su cara de alegría al sentir nuestra felicidad.

Feliz noche de Reyes para todos