sábado, 21 de mayo de 2016

La tormenta


 "Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana (…) No te prives de pasar un buen día" 
Papa Francisco

Alegría incluso en la tormenta que cayó sobre nosotros esta tarde,lluvia que mojó los cristales que había estado limpiando por la mañana, pero también lluvia necesaria para limpiar el aire que respiramos, para llenar nuestros ríos y lagos... Aquí no tenemos lagos, pero hubo un tiempo en el que había varias lagunas,en las que , según me cuenta mi marido, iban a pescar ranas.
Incluso en los días en los que parece que todo va mal, seguro que encontramos alguna pequeña satisfacción que hace que haya sido un buen día, sólo es cuestión de fijarse un poco.