jueves, 14 de julio de 2016

¿Cómo hemos llegado aquí?


El otro día alguien muy cercano me preguntaba entre sollozos: "¿Cómo hemos llegado aquí?".
Cómo se llega a una situación de incomunicación entre los miembros de una familia, a un no querer saber nada de tus seres queridos. Pensándolo me di cuenta que de la misma manera en la que te vas enamorando de alguien, poco a poco, casi sin darte cuenta, algo parecido ocurre en el caso contrario.
Cosas que duelen en el alma y que no se hablan, malos entendidos que no se aclaran, el orgullo que nos impide aproximarnos al otro, el no querer dar el primer paso hacia el otro, el callarnos dejando que esa voz interior magnifique los hechos y llegue un momento que no sepamos bien qué es lo que pasó realmente.
Va pasando el tiempo, los meses, los años... la distancia cada vez es mayor. Y el miedo a no saber cómo reaccionará el otro si me acerco es tan fuerte que nos paraliza.

Se nos está olvidando pedir perdón pero también perdonar. Como también nos cuesta decir "Te quiero", aunque creamos que el otro lo sabe es importante repetirlo cada día.