domingo, 25 de septiembre de 2016

12 alimentos que no se deben guardar en la nevera


Esta mañana llamó mi atención un titular:

"12 alimentos que no se deben guardar en la nevera" 

Por curiosidad pinché en el enlace y descubrí que:

  1. El pan no se guarda porque pierde su sabor y se pone duro. Lo mejor guardarlo en una bolsa de tela, como las que bordaba mi abuela. 
  2. Los tomates, porque su textura se vuelve harinosa y pierden sabor. Lo mejor: en un carrito o cesta.
  3. Las cebollas se ponen mohosas y se reblandecen, incluso pueden germinar. La mejor forma de guardarlas en un sitio seco y fresco.
  4. Los aguacates:con el frío del frigo se ponen negros y duros. De esto doy fe, de uno, incluso, sólo quedó la piel negra.
  5. El café porque pierde su sabor y cogerá todos los sabores del resto de alimentos. Un sitio fresco y oscuro es el mejor.
  6. Las patatas. El frío convierte el almidón de la patata en azúcar. Bolsas de papel son el mejor sitio para ellas.
  7. La albahaca. 
  8. El chocolate sólo debe estar en la nevera si tiene relleno lácteo o hace mucho calor. Como el café absorbe los olores del frigo con lo que cuando lo tomes te puede saber a cualquier otra cosa.
  9. Las frutas tropicales como la piña, el plátano... como están acostumbradas altas temperaturas lo mejor es guardarlas en lugares con más de 10º
  10. El jamón serrano pierde todo su sabor original.
  11. La miel se cristalizará con el frío
  12. El queso seco, porque el frío le cambia el sabor y le vuelve insípido.
Por si alguno quiere leer el artículo completamente le dejo el enlace:


viernes, 23 de septiembre de 2016

Sobre ciudades


Hablaba el otro día el periodista Luis del Val en la radio acerca de las ciudades y de cómo han perdido su identidad. Pasear por las principales calles es ver las mismas marcas, con los mismos escaparates, los mismos carteles luminosos...
Recorría el otro día la calle Santiago de Valladolid, calle principal en la que puedes encontrar a cualquier amigo, y pensando en lo escuchado me di cuenta que tenía toda la razón. Poco a poco, sin darnos cuenta, los antiguos comercios han desaparecido. Recordé cuando iba al colegio y entrábamos al colegio por esa misma calle. Pasábamos por el Salón Ideal, la mejor heladería que pudieras imaginar, con unas puertas amplias de cristal que daban entrada a un mundo brillante de cámaras llenas de recipientes rebosantes de cremoso helado, unos cartelitos decían el sabor: mantecado, chocolate, fresa, tutti fruti...  Nos quedábamos paradas con la nariz pegada al cristal sin saber cuál de aquellas maravillas elegir. Los había de una o dos bolas, que no pocas veces acababa en el suelo al bajar de un salto el escalón. En las heladerías de ahora los helados son azules, de nube, verdes brillantes.... casi da miedo meterlos en la boca.
Estaba "Braun" dónde nos compraba mi madre los uniformes. Y "Soler" la tienda de ropa interior femenina por excelencia.
Un día abrió sus puertas "SIMAGO" aquello fue una especie de conmoción, y, tal vez, el principio del cambio.

Ahora nuestra ciudad se parece a muchas otras ciudades, supongo que algo tendrá que ver con ello la globalización.


jueves, 22 de septiembre de 2016

Prisa


"La rapidez que es una virtud , engendra un vicio, que es la prisa"
Gregorio Marañón

El otro día vino a casa a comer una amiga con su hijo de cinco años. Al pequeño siempre le ha fascinado una antigua máquina de escribir que tenemos en la biblioteca. Le sorprende que al pulsar una tecla se levante una patilla y deje una letra sobre el blanco papel. El otro día me preguntó que dónde tenía el cable. ¡Qué gracia nos hizo!
Esta tarde yo me vi de pronto buscando el botón de apagar en el auricular de nuestro teléfono fijo. Cuánto han cambiado las cosas en tan pocos años. 
Hace poco veía en una cadena de televisión una especie de experimento con abuelos y nietos. Consistía en tener que llamar a alguien desde una cabina telefónica con ruleta. La niña no sabía ni dónde tenía que meter la moneda, mucho menos marcar. El abuelo que fue incapaz de llamar con un móvil, sin embargo dentro de la cabina no tuvo ningún problema.
Cada uno es hijo de su tiempo. Aunque hay veces que a uno le gustaría hacer un paréntesis entre tanto ruido y prisa .

sábado, 17 de septiembre de 2016

De vuelta


Después de varios días sin tiempo y con el ordenador en modo: "estoy pensando si abrir el programa o no" aquí estoy.

Ha pasado la primera semana en el cole y ha pasado como un suspiro. Lo rápido que pasa el tiempo es ahora inversamente proporcional a lo despacio que hago algunas cosas. Lo que antes hacía en un minuto ahora tardo tres. Ahora entiendo esas imágenes de señoras sentadas en el porche de su casa en EEUU mirando al infinito, porque a mi me gusta sentarme al borde de mi cama y mirar por encima de los viejos tejados, el cielo infinito.

Buenas noches y dulces sueños.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Primer día de cole


Un primer día un tanto descafeinado porque la mayoría de los alumnos no vinieron a clase. Según me dijeron hace días una de las mamás que habla español hoy celebraban la fiesta del cordero.
Daba pena ver la escuela con tan pocos niños... pero mañana será diferente, al menos eso espero.
Aunque hay cosas que nunca cambian, como los ordenadores que funcionan mal porque son prehistóricos, si hasta me da mensajes de que ya no va a poder actualizar Google porque es demasiado antiguo. Y otras que cambian de sitio, como los muebles de mi aula. No sé por qué extraña razón al moverlos hay ahora menos espacio de almacenaje. Esta tarde me fui a la escuela y durante horas estuve tratando de encajar algunas cosas... pero se resisten.
Y por último hay cosas que guardé tanto, tanto que ... no las encuentro.
A veces, a una le entran ganas de llorar cuando pasan estas cosas.
Mañana, a pesar que dicen los del tiempo que se desploman las temperaturas y que lloverá, nos vestiremos con la mejor de las sonrisas y volveremos al trabajo con las mismas ganas de siempre.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Cosas que hacen feliz a casi todos


Y digo a casi todos, porque en esto de los gustos no hay una regla establecida. Hay tantos gustos como colores.
Estaba leyendo una de esas frases con imágenes que son tan populares en internet, y decía lo siguiente:
Cosas que me hacen tremendamente feliz:
Escuchar una canción que me gusta en blucle, sin parar."
Esto se puede hacer ahora, lo del bucle, cuando yo era pequeña eran discos de vinilo, pero también se podían poner una y otra vez, sólo había que mover la aguja. Si  era un LP era más difícil, había que calcular el surco.
Quedarme en la ducha cinco minutos más de lo habitual.
No sé si cinco, pero un poco más esos días con mucho sueño, en los que cierras los ojos y podrías quedarte dormida... hasta que de pronto sale agua fría y se acabó el sueño.
Comerme un bocadillo de nocilla con un colacao.
Esto tampoco, pero recuerdo que me encantaban los grumitos de colacao en la leche... aunque te de la tos con ellos.
Quitarme los tacones cuando llevo más de media hora con ellos.
Eso es como alcanzar la gloria.
Meterme en la cama con las sábanas recién cambiadas.
En este punto estoy completamente de acuerdo. Tanto que algún día me he planteado el cambiarlas más a menudo, pero pensando en ahorrar energía y en que luego tendría que planchar mucho más...

Buenas noches

viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Quién te ha dado vela en este entierro?


Anoche hablábamos en casa sobre cuál podía ser el origen de esta frase, y, hoy, me puse a leer sobre ella.

Es una frase que utilizamos para decir a alguien que el asunto que se está tratando no le incumbe y que, por lo tanto, no se meta. 

Tiene su origen en una costumbre que se llevaba a cabo en algunas regiones de entregar velas a los familiares y personas más allegadas al difunto. El que no tuviera vela no podía participar en los temas importantes que se trataran, ni su opinión sería considerada.

Una cosa más que hemos aprendido hoy.

Buen descanso para todos.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Nacimiento de la Virgen


El día empezó muy pronto. Día de fiesta en el pueblo, como en muchos pueblos de España, ya que hoy celebramos el nacimiento de la Virgen María. En nuestro caso con la advocación de Virgen de Cabo.
Y digo que empezó pronto el día porque la diana musical comenzó sobre las siete de la mañana. Detrás de los chicos de la banda de música, un grupo de gente cantando y bebiendo. Malo el sonido del bombo que sigue sonando dentro de mi cabeza, pero hay algo aún mucho peor la falta de respeto. El que se esté de fiesta no implica que todo esté permitido: molestar a los vecinos, ensuciar las calles con vasos y latas, romper el mobiliario urbano...
Ahora mismo no se oye nada, todo está en silencio. 
Puede ser que duerman. Tal vez a alguno le pase como a mi padre. Salió la primera noche de la fiesta. Volvió a casa y se metió en la cama. Su abuela no le despertó. Cuando él lo hizo e iba a salir pensando en el segundo día, todo había acabado. Se pasó la fiesta durmiendo.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Lagunas educacionales


Dice Isabel Allende:

A cada rato uno naufraga en lagunas educacionales. Cuando hay que detener un taxi uno piensa por qué diablos no enseñan a silbar desde el primer grado. O a desengrasar ollas, salir de un ascensor atascado, cambiar un caucho o llenar un formulario.

Ahora que empieza el curso escolar podemos intentarlo. Bueno lo de silbar no, a mi no me enseñaron y no soy capaz de hacerlo. En cuanto al ascensor... en el pueblo no tenemos. Cambiar la rueda de un coche... tampoco, para eso llamas al seguro y el de la grúa te la cambia.
Yo prefiero enseñar a mis niños a apreciar la belleza del arte, a disfrutar con la música y las canciones.

Dentro de un rato apreciaremos la magia de los fuegos artificiales. Suben silbando hacia el negro de la noche y estallan cayendo en luminosas cascadas de pequeñas luces.

martes, 6 de septiembre de 2016

Días especiales


Hay días que son especiales sin tener un motivo aparente. Es un cúmulo de cosas:

  • El número 6: siempre quedará asociado a la muerte de mi padre, que, algunas noches, vuelve en mis sueños, pero eso hace que le eche más de menos.
  • La sonrisa de alguien que se siente bien por compartir un rato contigo. En esta tarde de calor abrasador di aire con mi abanico a una pequeña que, levantado su cara, sonreía agradeciendo el aire fresco. O la alegría en la mirada de esa persona que se ve rodeada de gente el día de su cumpleaños.
  • Hoy se inauguró la exposición de pintura, además de otras exposiciones con motivo de las fiestas patronales de Ntra Sra la Virgen de Cabo. 
  • Leer algo que te proporciona una enseñanza:
"LA PIEDRA
El distraído tropezó con ella…El violento la utilizó como proyectil…El emperador, construyó con ella…El campesino, cansado, la utilizó de asiento…Para los niños, fue un juguete…David mato a Goliat…Miguel Ángel, hizo la más bella escultura.
«En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre. No existe «piedra» en tu camino que no pueda aprovechar para tu propio crecimiento»"

lunes, 5 de septiembre de 2016

Cuando se comparte



Hay días llenos de cosas, tantas, que llega la noche y, aunque se ha ido concluyendo alguna, quedan otras muchas esperando.
Esta tarde, de vuelta a casa, me metí sin darme cuenta en medio de la feria. Todo lleno de coches buscando como locos dónde aparcar; mientras, imagino, los niños estarían pidiendo bajar. Guardias dirigiendo el tráfico y cosas que no cambian pero que son diferentes como los globos. Antes los globos eran redondos, tenían una forma medio ovalada, luego fueron los alargados, de esos con los que lo mismo te hacen una espada que una flor. Y hoy vi unos ondulados. Una madre y sus cuatro hijos con sus globos casi tan grandes como ellos. 
Menos mal que pude salir de allí rápidamente y alcanzar el páramo. Dejar atrás el ruido, las prisas, los gritos... e ir conduciendo tranquilamente hacia casa. Tal vez, demasiado tranquilamente para uno que me adelantó como si fuera a apagar un fuego. Supongo que diría. "Mujer tenía que ser". Algo muy repetido por personas que circulan sin respetar los límites de velocidad. Yo les diría, "Mujer, sí, pero mujer sin prisa".

Un pensamiento para esta nueva noche calurosa:

“…cuando se comparte dinero, queda la mitad del dinero; cuando se comparte conocimiento, queda el DOBLE“


domingo, 4 de septiembre de 2016

Madre Teresa



"Aunque sientas enojo y coraje, no debes hacer o decir cosas con intención de herir, lastimar o hacer sentir mal a alguien si la quisiste de verdad. Las palabras dañan pero las acciones dañan más. Aún cuando ya dejes de querer a alguien piensa si vale la pena cambiar los recuerdos de los buenos momentos por los malos. El rencor daña tu alma y la gratitud la alimenta." - Madre Teresa de Calcuta

Esta mañana fue canonizada la Madre Teresa de Calcuta por el Papa Francisco. La televisión ofrecía imágenes de la gente que estaba allí para presenciarlo en directo. Unos se protegían del sol con paraguas, otros con pañuelos, pero algo era común: Una gran sonrisa en sus rostros. 
Lo que me sorprende es que ya haya foros donde se habla mal de esta mujer y en lugar de fijarse en sus virtudes, se magnifiquen sus defectos. ¡Qué mala es la envida!

sábado, 3 de septiembre de 2016

Llegan las ferias


Las ferias de día parecen un amasijo de hierros colocados aquí y allá. Tejadillos de casetas colocados a ambos lados de las calles del recinto ferial. Pero al llegar la noche todo cambia. Las luces de colores iluminan el cielo de la ciudad. Desde lejos parecen llamarte, te animan a sumergirte en un mundo de ruido y música. Y mientras algunos gritan sus grandes premios: "¡Qué alegría, qué alboroto: Otro Perrito Piloto!", el humo y el olor a churros te llega mezclado con pompas de jabón, risas y gritos provenientes de las atracciones.
Un año más comienzan las Fiestas  y las Ferias llegan a nuestras ciudades. La parte negativa es cómo deja la gente las calles. Una suciedad tan grande que supone un doble esfuerzo para los encargados de la limpieza municipal. Ojalá aprendamos a divertirnos si cargar de trabajo a otros. Y como decía mi abuela: "No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia."

jueves, 1 de septiembre de 2016

Todo está por aprender


Al abrir la puerta de la escuela esta mañana, me pareció que no había pasado el tiempo. Que fue ayer cuando cerré esa misma puerta. Todo parecía igual salvo las telarañas, el polvo acumulado sobre los muebles, algún pobre pájaro que, en algún momento, quedó encerrado en el portalillo y murió. Y sobre todo había algo diferente, un fuerte olor a pintura y un patio con hojas secas de las acacias que habían formado montañitas aquí y allá como si fueran dunas del desierto. Nuestro granado está lleno de fruta. Granadas que no sé si llegarán al otoño porque se ven muchas abiertas y tiradas en el suelo. Será que algunos no saben que faltan meses para que maduren y se puedan comer.
Mucho trabajo por delante antes de que vuelvan los pequeños a llenar las aulas con sus risas y con los llantos de los primeros días por parte de los que entran nuevos. Un curso nuevo en el que todo está por aprender.