sábado, 10 de septiembre de 2016

Cosas que hacen feliz a casi todos


Y digo a casi todos, porque en esto de los gustos no hay una regla establecida. Hay tantos gustos como colores.
Estaba leyendo una de esas frases con imágenes que son tan populares en internet, y decía lo siguiente:
Cosas que me hacen tremendamente feliz:
Escuchar una canción que me gusta en blucle, sin parar."
Esto se puede hacer ahora, lo del bucle, cuando yo era pequeña eran discos de vinilo, pero también se podían poner una y otra vez, sólo había que mover la aguja. Si  era un LP era más difícil, había que calcular el surco.
Quedarme en la ducha cinco minutos más de lo habitual.
No sé si cinco, pero un poco más esos días con mucho sueño, en los que cierras los ojos y podrías quedarte dormida... hasta que de pronto sale agua fría y se acabó el sueño.
Comerme un bocadillo de nocilla con un colacao.
Esto tampoco, pero recuerdo que me encantaban los grumitos de colacao en la leche... aunque te de la tos con ellos.
Quitarme los tacones cuando llevo más de media hora con ellos.
Eso es como alcanzar la gloria.
Meterme en la cama con las sábanas recién cambiadas.
En este punto estoy completamente de acuerdo. Tanto que algún día me he planteado el cambiarlas más a menudo, pero pensando en ahorrar energía y en que luego tendría que planchar mucho más...

Buenas noches