jueves, 8 de septiembre de 2016

Nacimiento de la Virgen


El día empezó muy pronto. Día de fiesta en el pueblo, como en muchos pueblos de España, ya que hoy celebramos el nacimiento de la Virgen María. En nuestro caso con la advocación de Virgen de Cabo.
Y digo que empezó pronto el día porque la diana musical comenzó sobre las siete de la mañana. Detrás de los chicos de la banda de música, un grupo de gente cantando y bebiendo. Malo el sonido del bombo que sigue sonando dentro de mi cabeza, pero hay algo aún mucho peor la falta de respeto. El que se esté de fiesta no implica que todo esté permitido: molestar a los vecinos, ensuciar las calles con vasos y latas, romper el mobiliario urbano...
Ahora mismo no se oye nada, todo está en silencio. 
Puede ser que duerman. Tal vez a alguno le pase como a mi padre. Salió la primera noche de la fiesta. Volvió a casa y se metió en la cama. Su abuela no le despertó. Cuando él lo hizo e iba a salir pensando en el segundo día, todo había acabado. Se pasó la fiesta durmiendo.