viernes, 23 de septiembre de 2016

Sobre ciudades


Hablaba el otro día el periodista Luis del Val en la radio acerca de las ciudades y de cómo han perdido su identidad. Pasear por las principales calles es ver las mismas marcas, con los mismos escaparates, los mismos carteles luminosos...
Recorría el otro día la calle Santiago de Valladolid, calle principal en la que puedes encontrar a cualquier amigo, y pensando en lo escuchado me di cuenta que tenía toda la razón. Poco a poco, sin darnos cuenta, los antiguos comercios han desaparecido. Recordé cuando iba al colegio y entrábamos al colegio por esa misma calle. Pasábamos por el Salón Ideal, la mejor heladería que pudieras imaginar, con unas puertas amplias de cristal que daban entrada a un mundo brillante de cámaras llenas de recipientes rebosantes de cremoso helado, unos cartelitos decían el sabor: mantecado, chocolate, fresa, tutti fruti...  Nos quedábamos paradas con la nariz pegada al cristal sin saber cuál de aquellas maravillas elegir. Los había de una o dos bolas, que no pocas veces acababa en el suelo al bajar de un salto el escalón. En las heladerías de ahora los helados son azules, de nube, verdes brillantes.... casi da miedo meterlos en la boca.
Estaba "Braun" dónde nos compraba mi madre los uniformes. Y "Soler" la tienda de ropa interior femenina por excelencia.
Un día abrió sus puertas "SIMAGO" aquello fue una especie de conmoción, y, tal vez, el principio del cambio.

Ahora nuestra ciudad se parece a muchas otras ciudades, supongo que algo tendrá que ver con ello la globalización.