jueves, 27 de octubre de 2016

Afirmaciones equivocadas


El hombre no acaba de aprender que muchas veces está mejor callado, no hay más que leer algunas de estas afirmaciones que, evidentemente, resultaron ser equivocadas:

“Las maquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles”. Lord Kelvin, matemático británico y físico, 1895.
“Un cohete no podrá nunca salir de la atmósfera de la tierra”. New York Times, 1936.
“Todo lo que podía ser inventado ha sido inventado”. Charles Duell, comisionado de la oficina de patentes de Estados Unidos, 1899.
“El caballo está aquí para quedarse, el automóvil es solo una novedad, una moda“. Afirmación del presidente de la caja de ahorros de Michigan, sugiriendo al abogado de Henry Ford no invertir en la Ford Motor.
La televisión no durará. No entrega nada de valor a pesar de tener un comienzo muy vistoso”. Mary Somerville, pionera de la radio educativa en Estados Unidos, 1948.
“No hay ninguna razón para que un individuo tenga una computadora en su casa”. Ken Olson, presidente y fundador de Digital Equipment Corporation (DEC), en una charla en la World Future Society, Boston, 1977.

Los viajes en tren a alta velocidad no son posibles porque los pasajeros no pueden respirar, se mueren de asfixia”. Dr Dionysys Larder, profesor de Filosofía Natural y de Astronomía de la Universidad de Londres, 1793-1859.