viernes, 18 de noviembre de 2016

... hay un Ángel Guardian



"Es verdad, no es un cuento; 
hay un Ángel Guardián 
que te toma y te lleva como el viento 
y con los niños va por donde van. 

Tiene cabellos suaves 
que van en la venteada, 
ojos dulces y graves 
que te sosiegan con una mirada 
y matan miedos dando claridad. 
(No es un cuento, es verdad.) "


Gabriela Mistral

Este poema lo encontré esta mañana escrito en una taza que mandé hacer hace tiempo, de esas que pones la foto y el texto que desees.
Al releerlo pensé que es así, que mi Ángel Guardián estuvo a mi lado durante muchos años y ahora va donde yo voy. Recuerdo sus ojos, que como en el poema eran "dulces y graves" y sus manos fuertes que al apretar las mías hacían, como por arte de magia, que desaparecieran los miedos. Venía por las noches junto a mi cama y remetía las sábanas bajo el colchón para que no me destapara haciéndome creer que había construido un barco en el que navegaría por mis sueños durante toda la noche.
Y aunque sé que me sigue cuidando, hay días en los que le echo mucho de menos.