martes, 15 de noviembre de 2016

Superluna


Como era de esperar, la superluna está brillando mucho pero no es lo espectacular que uno podía imaginar. Es una belleza contemplarla en mitad de la noche de la meseta, sin ninguna contaminación lumínica, pero he visto otras lunas que me impresionaron más, como una luna roja de septiembre. Esa sí fue grande, misteriosa y bella, aunque no brillase tanto como la de hoy.

Lo venían advirtiendo en la radio, que no se pensara que iba a ser descomunal, que sólo con instrumentos especiales se podría notar el cambio de tamaño. Explicaba hoy en la radio un experto que  la diferencia de tamaño sería como dividir nuestro dedo meñique en quince partes y sólo una de ellas sería el aumento.

Bueno, al menos hemos estado entretenidos hablando y hemos mirado mucho más al cielo.