viernes, 11 de agosto de 2017

No cargues con lo que no te corresponde.


"No te aferres hoy a una situación negativa que pueda estarte robando vitalidad, energía, creatividad y el entusiasmo de vivir. Como dice el dicho: Aprende a Soltar y deja que Dios se encargue del asunto."

Debemos aprender a no cargar con lo que no nos corresponde, no es tarea fácil pero sí saludable. En ocasiones nos implicamos demasiado con los asuntos de los demás, damos ayuda incluso cuando no nos la han pedido, también podemos trabajar en exceso, perdiendo un tiempo precioso para estar con nuestra familia o amigos. Hacemos promesas que no sabemos si podremos cumplir, damos demasiada importancia a lo que opinen los demás... Esto y algunas cosas más van llenando la mochila que llevamos a la espalda, su peso puede llegar a ser insoportable. Por ello debemos aprender a no cargar con lo que no nos corresponde.

Buen fin de semana

martes, 8 de agosto de 2017

No hagas inventario de lo que te falta


"No hagas inventario de lo que te falta, sino de lo que tienes"
Más allá del invierno, Isabel Allende

Al terminar de leer un libro siento un poco de pena, me gustaría saber cómo sigue la vida de los personajes. Son criaturas de ficción que ahora viven en mi memoria, puede que dentro de poco no me acuerde de ellos o, tal vez, como ocurre con esos libros que te marcan, pasen a formar parte de mi misma. 
Hay veces que no me gusta el final escrito por el autor, pero en este caso sí. Obviamente no voy a desvelarlo por si alguien quiere leer el libro.
¡Buenas noches!

domingo, 6 de agosto de 2017

Poema: Agosto



Agosto...

Agosto.
Contraponientes
de melocotón y azúcar,
y el sol dentro de la tarde,
como el hueso en una fruta. 

La panocha guarda intacta
su risa amarilla y dura. 

Agosto.
Los niños comen
pan moreno y rica luna. 



De: Canciones


viernes, 4 de agosto de 2017

"Conócete, Acéptate, Supérate."


Primer viernes del mes de agosto. Una reflexión de San Agustín:

"Conócete, Acéptate, Supérate."

 “No vuelvas fuera, vuélvete a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad. El pasado ya no es. Y el futuro no es todavía. La sabiduría no es otra cosa que la medida del Espíritu; es decir, la que nivela el espíritu para que no se extralimite ni se estreche”.

jueves, 3 de agosto de 2017

El mejor corazón


Esta mañana, al las escaleras del garaje, vi algo brillando en el suelo: una moneda. Un euro. No es mucho, lo sé, pero me hizo ilusión. Me sentí como la Ratita Presumida. Sólo que no me planteé en qué podía gastarme la moneda, ni me compré una cinta, ni me senté en el balcón para esperar...

Cuando cuento el cuento en la escuela dejo elegir a mis alumnos el final que quieran, pues hay dos completamente distintos. En uno , la Ratita se casa con un gato que la conquista con sus bellas palabras, y en la noche de bodas se la come. En el otro, el Ratoncito Pérez la salva del malvado gato. Se casan, son felices y... supongo que no comen perdices, sino queso.

¿Qué nos enseña este cuento?

- Que no debemos fijarnos en las apariencias y juzgar a los otros por ellas. 
- No creernos todas las palabras que nos digan, aunque vengan envueltas en dulces canciones y poesía.
- Que la mejor persona con la que podemos estar es la que tenga el mejor corazón.

lunes, 31 de julio de 2017

Lo maravilloso



Dice el diccionario:

"Lo maravilloso (del latín mirabilia : « cosas asombrosas, admirables, inexplicables ») se define por el carácter de lo que pertenece a lo sobrenatural, al mundo de la magia, al mundo de las hadas, al mundo donde lo imposible parece posible.​"

Durante el verano, lo maravilloso llega a nuestros pequeños pueblos: Se llenan de personas, de voces, de risas, de visitas inesperadas, de abanicos de colores que intentan aplacar el calor. 
Las ventanas se abren de par en par, por ellas entra el sol a raudales y el aire fresco de la noche o el de la mañana.

Lo maravilloso se esconde en cualquier lugar:
En un cajón, detrás de una puerta.... o en un libro:

Cada uno tiene dentro de sí mismo algo bueno. La buena noticia es que ¡no sabes lo grande que puede ser! ¡Cuánto puedes amar! ¡Lo que puedes lograr! ¡Y cuál es su potencial!

Ana Frank

domingo, 30 de julio de 2017

Cuándo nace una amistad



"No sabemos en qué preciso momento nace una amistad. Cuando se llena una vasija gota a gota, una de ellas rebasa al fin la vasija; así en una serie de actos bondadosos hay al fin uno que enciende el corazón."
James Boswell

sábado, 29 de julio de 2017

El frasco de la felicidad


Lo encontré esta mañana en una página:

"Cada día, escribe en un papel algo que te hizo feliz.Guárdalo en el frasco.Al final del año, lee todas las cosas maravillosas que te sucedieron."

Esta mañana miré hacia arriba y vi un cielo azul, limpio, intenso... Contemplarlo me hizo feliz.

viernes, 28 de julio de 2017

Vacío


Hay un libro para niños, en principio, que se titula "Vacío" de Anna Llenas. En él vemos una niña con un vacío grande en el estómago. Ella lo irá llenando con cosas.
Muchas veces sentimos ese vacío en nosotros, sobre todo cuando tenemos una pérdida. Nuestra vida está llena de encuentros y de pérdidas. ¿Cómo nos enfrentamos a ellas? ¿Cómo encontramos un sentido a lo que nos ocurre?
Cada uno llena su vacío como mejor sabe, como le enseñaron o como puede.
Algunos lo llenan con mal humor, con gritos, con llantos...
Otros con un trabajo incesante, sin parar un momento.
Otros con comida, sobre todo dulces y chocolates.

¿Y tú? ¿Con qué llenas tus vacíos?

sábado, 22 de julio de 2017

Saber enseñar



"No subestimemos el valor del ejemplo, porque tiene más fuerza que mil palabras, que miles de LIKES o RETWEETS, que mil videos en YOUTUBE ..."

Papa Francisco

Leí este cuento:

"SABER ENSEÑAR

Una madre llevó a su hijo ante Mahatma Gandhi e imploró: “Por favor Mahatma, inste a mi hijo a no comer azúcar”. Gandhi, después de una pausa contestó: “Tráigame a su hijo de aquí a dos semanas”. Dos semanas después, ella volvió con el hijo. Gandhi miró bien profundo en los ojos del muchacho y le dijo: “No comas azúcar” Agradecida pero perpleja, la mujer preguntó: “¿Por qué me pidió dos semanas? ¡podría haber dicho lo mismo antes!” Y Gandhi le contestó: “Hace dos semanas, yo también estaba comiendo azúcar. “

¿Cuántas veces pedimos a nuestros hijos, a nuestros alumnos que hagan algo, mientras nosotros hacemos lo contrario?
Por ejemplo, si le dices a tu hijo que hay que cruzar siempre por el paso de cebra y tú no lo haces, él hará lo mismo que tú. 
Si decimos a nuestros hijos que no usen el móvil mientras comemos, y te pasas la hora de la comida leyendo y contestando mensajes ¿qué crees que aprenderán tus hijos?
Muchas veces nos quejamos de que nuestros hijos no leen lo suficiente, pero ... ¿lees alguna vez delante de ellos? ¿tienes algún libro a la vista, al alcance de su mano o en un lugar que él apenas alcance, como si fuera algo prohibido, que es lo que más atrae la atención? Por supuesto cosas adecuadas a su edad.

Pensemos que siempre nuestro ejemplo vale más que miles de palabras.

¡Buen fin de semana!

domingo, 16 de julio de 2017

Reflexiona con lentitud...


Tarde de calor, algo que es normal porque estamos en verano.
Muchas veces el calor nos provoca un deseo irrefrenable de hacer NADA. Y hay que hacer un verdadero esfuerzo para cumplir con nuestras obligaciones, la mayoría de ellas impuestas por nosotros mismos.

Contra el calor, una frase para pensarla mientras miramos el cielo desde nuestra hamaca en el jardín o mientras miramos el techo desde el sofá... cada quien elija lo que quiera.


REFLEXIONA con lentitud, pero ejecuta rápidamente tus decisiones.
 (Sócrates)

viernes, 14 de julio de 2017

"¿Qué es un pueblo sin su pasado?"


"... Respetemos los edificios y los libros, solo allí el pasado está vivo, en todas las demás partes está muerto. Ahora bien, el pasado es una arte de nosotros mismos, la más esencial quizás. Toda la ola que nos lleva, toda la savia que nos vivifica nos viene del pasado. ¿Qué es un río sin su fuente? ¿Qué es un pueblo sin su pasado? "

Víctor Hugo: Los Pirineos, 1845

Sabias palabras que me hacen pensar en estos tiempos en los que vivimos. Tiempos en los que algunos quieren reescribir la Historia, en los que otros se desentienden de ella y se interesan más por la vida del otro en las redes sociales. En los que todo va tan rápido que se pasa del llanto a la risa en segundos, en lo que tarda en cambiar la imagen de nuestro televisor...

Buenas y calurosas tardes.

domingo, 9 de julio de 2017

Los ladrones del tiempo



En mi anterior entrada hablaba de una reflexión de Forges acerca de los mediocres, ésta me hicieron pensar, no sé  por qué en los hombres grises que aparecen en el libro de Michael Ende "Momo" (1973).
Un libro que habla del tiempo "Una cosa misteriosa...algo cotidiano... algo de lo que todos participamos, pero pocos se paran a pensar ella."
En esta historia aparecen unos hombres grises de los que Stefanía Piras dice:

Los hombres grises no son nada más que el símbolo de una amenaza mucho más real: la pérdida de los valores en la sociedad contemporánea. Estos fantasmas cenicientos viven del tiempo ahorrado de los hombres, tiempo quitado a la familia, a los amigos, a la vida, y entregado completamente a la efectividad de un trabajo rápido, extenuante e impersonal. “Ahorrar ahorrar ahorrar”, se convierte en el lema de la humanidad entera, hasta que ya nadie tiene tiempo para nadie. Viviendo se gasta el tiempo, pero ahorrándolo la vida se apaga y el tiempo se destruye, convirtiéndose en “tiempo muerto”. La ciudad se llena de edificios de hormigón tristes y feos, nacen los “depósitos para niños” porque ya nadie tiene tiempo para dedicarse a ellos, todo el mundo se mueve deprisa, trabaja deprisa, como si alguien le estuviera persiguiendo. En esta nueva sociedad, dominada por los hombres grises, ya no hay tiempo para charlar, para sonreír, para soñar, ya no hay espacio para la imaginación, la creatividad, pero sobre todo ya no hay tiempo para escuchar. En este sentido, Momo representa la única esperanza de la humanidad, porque ella es la única que tiene tiempo de sobra y que tiene la especial capacidad de escuchar a los demás.

 Parece como si el autor hubiera abierto una ventana al futuro y nos estuviera contemplando y nos describiera tal como somos, tal como nos comportamos en la actualidad.
En el libro Momo salva a la humanidad de los hombres grises, pero ¿ habrá alguien que nos pueda salvar hoy?





jueves, 6 de julio de 2017

Reflexión de Forges sobre el triunfo de los mediocres


Hace unos días una amiga compartió esta reflexión del gran Forges. 
Creo que necesitamos un poco de "espabilina", salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos con los problemas de nuestro país, que son los nuestros. 

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.
Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo. 

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.
Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.

- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.

- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.

- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.

- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.

- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.

- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

jueves, 29 de junio de 2017

La dieta de la paradoja

Picnic,2001
Fernando Botero

Debo reconocer que cuando leí esta dieta me pareció sorprendente. Lo que no tengo muy claro es si con ella se pierde peso o no. Tampoco si por muchas veces que comas algo dejará de apetecerte. Si alguien prueba me encantaría conocer sus resultados.

La dieta de la paradoja
Consiste en una gestión de la alimentación basada en el placer y no en el sacrificio y el control forzado. “Si me concedo aquello que me gusta, al cabo de poco tiempo dejará de agradarme tanto y podré renunciar a ello sin esfuerzo ni frustración”, afirma López Pérez Vallejo. Es por eso que fracasamos: “si nos basamos en la prohibición y en la idea de control de la limitación y del sacrificio para resolver un problema; esto choca con la sensación fundamental en la que se basa nuestra relación con la comida: el placer”, añade. 

Hay dos pautas fundamentales para esta dieta:
Concederse las comidas más deseadas para convertirlas gradualmente en algo cada vez menos atractivo. El procedimiento permite establecer una colaboración entre placer y deber, en lugar de enfrentarlos, lo que induce a la autorregulación más que a un control forzado. Por ejemplo, si se picas algo entre horas hay que comprometerse a comer eso mismo durante las cinco ingestas diarias; así, al final no apetecerá. Apreciar el placer del movimiento superando el placer inicial que nos produce el estar parados. La clave es elegir una actividad que guste y no aburra y así introducirla en la rutina diaria sin esfuerzo.

miércoles, 28 de junio de 2017

LA FUERZA DEL SILENCIO


El Cardenal Sarah acaba de publicar en España el libro “La Fuerza del Silencio”, donde recoge varias reflexiones sobre el ruido que nos esclaviza y el silencio, necesario para escuchar a Dios.
Leyendo algunas de las frases de su libro destacadas en un artículo me llamó la atención esta:

"El hombre que domina su lengua controla su vida como el marinero domina la nave. Y al contrario el hombre que habla demasiado es un navío borracho."

Creo que, actualmente, hay demasiadas personas que se aburren, que necesitan entretenerse y sacan su lengua a pasear. Critican, levantan falsos testimonios... sin pensar en el daño que hacen. 
En este sentido hay una anécdota de San Felipe Neri:

Una penitencia un poco rara

San Felipe Neri era un santo con gran sentido común. Trataba a sus penitentes de una manera muy práctica.
Una señora tenía la costumbre de irse a confesar donde él y casi siempre tenía el mismo cuento que decir: el de calumniar a sus vecinos. Por ello, san Felipe, le dijo: 
    -    De penitencia vas a ir al mercado, compras un pollo y me lo traes a mí. Pero de regreso lo vas desplumando, arrojando las plumas en las calles conforme caminas. 
La señora pensó que ésta era una penitencia rara, pero deseando recibir la absolución, hizo conforme se le había indicado y por fin regresó donde san Felipe.
    -    Bueno, Padre, he completado mi penitencia.
Y le mostró el pollo desplumado. 
    -    Oh, de ningún modo la has completado – le dijo el santo. Ahora regresarás al mercado y en el camino recoges todas las plumas y las pones en una bolsa. Entonces regresas donde mí con la bolsa”.
    -    ¡Pero eso es imposible! –lloró la señora–, ¡esas plumas deben de estar ahora por toda la ciudad!. 
    -    Es cierto –replicó el santo–, pero tienes aún menor oportunidad de recoger todos los cuentos que has dicho sobre tus vecinos.

domingo, 25 de junio de 2017

Fin de curso otra vez


Como cada año, fiel a su cita, llega el fin de curso. Al menos para los alumnos. A nosotros nos queda aún otra semana más de papeleos, recoger aulas, quitar dibujos de las corcheras... y prepararnos para un nuevo curso escolar que llegará antes de lo que esperamos.
La vuelta a la escuela viene marcada por el silencio. Un silencio atronador que llena el patio y las aulas. Quedan restos de la fiesta en el patio: banderines y guirnaldas con las que engalanamos un improvisado escenario a la sombra de las acacias. Con el calor era imposible permanecer en las aulas.
He vuelto a ver las fotos del curso, cómo han crecido... 

Para ellos son estos versos de Rubén Darío, del poema que estuvimos trabajando este último mes:

"Ya que lejos de mí vas a estar

guarda, niña, un gentil pensamiento

al que un día te quiso contar

un cuento."

domingo, 18 de junio de 2017

Panis Angelicus




Hoy, como cada año en la fiesta del Corpus, en el pueblo se montaron altares en las calles y en ellos se acomodaron a los niños que han nacido este año para ser bendecidos. Los niños, que hace unas semanas recibieron la Primera Comunión, caminaban delante del sacerdote que llevaba la Custodia bajo Palio e iban echando pétalos de flores por las calles.

Panis Angelicus

"El pan angelical
se convierte en pan de los hombres;
El pan del cielo
acaba con las antiguas figuras:
¡Oh, cosa admirable!
se alimentan del Señor
los pobres, los siervos y los humildes.
Te rogamos,
Dios, uno en tres,
que así vengas a nosotros,
como a ti te damos culto.
Por tus caminos
guíanos adonde anhelamos,
A la luz en la que moras.
Amén."

Dice la Wikipedia:

Panis Angelicus» (Pan Angelical) es uno de los cinco himnos escritos por Santo Tomás de Aquino para la Fiesta de Corpus Christi como parte de la liturgia completa de la Fiesta, incluyendo oraciones para la Misa y la Liturgia de las Horas. Realmente son las dos últimas estrofas de las siete de las que se compone el himno «Sacris Solemniis», que extraídas del conjunto se cantan como antífona."

lunes, 12 de junio de 2017

Recuerdos encadenados


En el garaje de casa se ha instalado un grillo. Le oigo cantar pero no le veo. Eso me hace recordar a Rosa León y su canción: "El grillito cri-cri-cri."
Esta canción me trae recuerdos de hace veintisiete años, cuando nació mi hijo mayor. Me gustaba cantarle bajito mientras nos balanceábamos en la mecedora.La misma mecedora en la que cuando yo era una adolescente me sentaba a leer o a soñar en la habitación de la casa que tenían mis padres en un terreno lejos de todo. Allí pasé los veranos. A veces venían mis mejores amigas del colegio y pasábamos el fin de semana entre risas y confidencias.
Mi colegio en el que entré con tres años y salí con diecisiete. Del que guardo muy buenos recuerdos, y otros no tanto, como una vez que suspendí una evaluación y mi padre rodeó la nota con bolígrafo rojo. Mano de santo, no volví a suspender nunca más. Y no me traumé ni nada. Un colegio nuevo en el que hacía mucho calor ya que una de las paredes era toda de cristal. Me gustaba más el viejo, que las monjas vendieron y sobre el que construyeron un centro comercial, pero del que se conserva el claustro, con el patio de las tabas y la iglesia. Una de las aulas que ocupábamos tenía una ventana a ras de acera, por las tardes veíamos pasar los pies de la gente mientras hacíamos las tareas.
Antes de eso tengo algún recuerdo, pero no sé si es fruto de oírlo repetir a lo largo de los años o por ver las fotos viejas que se guardaban en una caja. 

Buenas noches.

lunes, 5 de junio de 2017

Y adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor



"La auténtica religión no apoya el terrorismo y la violencia, sino que busca promover de toda forma posible la unidad y la paz de la familia humana".

San Juan Pablo II

De nuevo un fin de semana trágico con terroristas que matan indiscriminadamente en nombre de "su dios". Nos conmueve el atentado de Londres con siete muertos y decenas de heridos. Un poco menos lo hace lo que ocurre en poblados de Nigeria en  los que son masacrados centenares de cristianos, la mayoría mujeres y niños. 
Siempre lo más cercano parece que nos afecta más.

Decía San Juan de la Cruz :

No piense otra cosa sino que todo lo ordena Dios.
Y adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor
Los hombres creen escribir la historia, cuando es Dios quien permite todo “para nuestro bien”. Aunque no comprendamos. El corazón creyente recibe la invitación a descubrir ese misterioso designio de Dios, para “poner amor” donde no hay amor. Es entonces cuando el mundo y la vida cobran una luz especial: se convierten en fuente de paz y de amor, de felicidad y de esperanza que nacen del abandono confiado en Dios.

viernes, 26 de mayo de 2017

La oración es lo que necesitamos ahora.



Reza con tus ojos abiertos, para que puedas ver cómo se trata la gente.
Reza con la boca abierta, para que puedas denunciar injusticias.
Reza con tu alma, reza tus brazos, reza con tus pies.
Reza cada vez que das o recibe amor.

La oración no es una señal de debilidad, sino de solidez.
La oración no es para las viejas, sino para los jóvenes y los adultos.
La oración no se trata de repetir las palabras que los otros pensaron, sino descubrir nuevas frases que ya sabes, pero que están ocultas en tu corazón.

La oración es lo que necesitamos ahora.


Paulo Coelho

jueves, 25 de mayo de 2017

... Por los ventanales entraba el Sol.



Esta mañana, en la escuela, estuve contando a mis pequeños "El Principito". Una versión muy resumida, claro, porque apenas tienen seis años los más mayores.
En este cuento se une el desierto que están trabajando los de segundo y el Universo de los de tercero.
Ellos se han quedado con las imágenes, han señalado Saturno unas cinco veces. No les ha extrañado que en un planeta enano, el Principito cocine huevos en una sartén sobre un pequeño volcán activo, cuando no hay ninguna gallina allí.
Y no les gustaron las rosas, pero sí el zorro y también que las estrellas rieran.
Al final me preguntaron cómo volvió el Principito a su planeta. Les dije que para hacerlo tuvo que morir con la ayuda de una serpiente, porque no podía llevar su cuerpo de vuelta. Me miraron con sus ojos muy abiertos, después de pensar un rato uno dijo: "Eso es por la gravedad que no le dejaba subir..." 
El día anterior habían comprobado que la gravedad nos tiene pegados a la Tierra. Saltaron e intentaron flotar como los astronautas en la Luna, pero siempre caían al suelo.
Qué bueno sería que no perdiéramos nunca su inocencia, su imaginación.
Deseo que la vida no los lleve nunca por caminos erróneos sino que sepan luchar por lo que quieren. Que aprendan  que los caminos fáciles y cortos no son los que nos llevan al mejor puerto.

Y, mientras hablábamos de "El Principito", de desiertos y de planetas, por los ventanales de nuestra clase entraba el Sol.

lunes, 22 de mayo de 2017

"Con el diálogo se hace amistad"



Unas palabras del Papa Francisco que me han gustado para compartirlas con vosotros:

«El lenguaje y el tono del lenguaje han aumentado mucho», dijo el Papa respondiendo a una estudiante de Economía del Ambiente y Desarrollo que le preguntó cuál era la «medicina» para combatir la violencia. «Hoy se habla por la calle, en casa se grita, hasta se insulta con normalidad: también está la violencia al expresarse, al hablar. Esta es una realidad que todos vemos. Su hay algo por la calle o algún problema, antes de preguntar cortésmente qué sucedió, un insulto y luego se pregunta por qué. Es cierto, hay un aire de violencia en nuestras ciudades, también la prisa, la velocidad de la vida nos vuelve violentos en casa y muchas veces nos olvidamos de decir buenos días en casa, “Hola, hola” y te vas, saludos anónimos. La violencia es un proceso que nos vuelve cada vez más anónimos, te quita el nombre, anónimo uno con los demás. Te quita el nombre y nuestras relaciones son un poco sin nombre, una persona es esa que tengo delante, pero te saludo como si tú fueras una cosa. Pero esto que nosotros vemos aquí crece, crece y se convierte en la violencia mundial. Nadie, hoy, puede negar que estamos en guerra. Y esta –dijo el Papa– es una tercera guerra mundial, en pedacitos, pero existe. Hay que bajarle un poco al tono y hay que hablar menos y escuchar más. Hay muchas medicinas contra la violencia, pero antes que nada está el corazón, el corazón que sabe recibir lo que piensa el otro. Y antes de discutir, dialogar. Si tú piensas diferente, dialoguemos. EL diálogo acerca, no solo acerca a las personas, acerca los corazones, con el diálogo se hace amistad. 

viernes, 19 de mayo de 2017

Vivir en la Tierra... mirar al cielo


"Vivir en la Tierra es caro, pero eso incluye un viaje alrededor del Sol cada año."

Esta frase la encontré en la última página de una revista de esas de bienestar y salud.
¿Por qué me llamó la atención? 
Realmente no lo sé. Puede ser porque estaba escrita sobre medio sol brillante en un fondo cálido, o porque estamos aprendiendo cosas sobre el Universo en la escuela y al ver el Sol me acordé de mis pequeños, de su emoción al descubrir todo ese mundo de estrellas y planetas, de cometas y nebulosas y viajes espaciales ...

Hablando de estrellas, esta frase de "El Principito" es especial para mi, me trae tantos recuerdos...

“Cuando mires al cielo, por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas. ¡Tú y solo tú tendrás estrellas que saben reír!”

domingo, 14 de mayo de 2017

Hipercelebraciones


El otro día leí en El Norte de Castilla un artículo interesante, de esos que te hace pensar.
Os dejo un fragmento. Su autor es Carlos Pajuelo.

"... ¿no nos estaremos pasando un poco con esta tendencia a hipercelebrar todos los actos sociales en los que participan los niños?...

Yo creo que sí, y para muestra, no solo festejamos que la criatura se gradúa en la guardería, al terminar la etapa de Infantil, la Primaria, la Secundaria y el Bachillerato. Luego también hacemos fiesta y viaje por haber terminado el Bachillerato; festejamos el inicio de la Universidad, festejamos la graduación de la carrera, y luego todos y cada uno de los másteres que los sufridos padres y madres subvencionan. Festejamos el inicio de la primavera, el del verano, festejamos tantos días internacionales de algo, que ya no hay días libres en el calendario. Festejamos por lo civil y por lo religioso, a base de bien, venga catering, venga puesto de chuches, fuentes de chocolate, castillos hinchables… Y todo, tirando de monedero. Hacemos de la vida de nuestros hijos una sucesión de momentos para festejar, príncipes y princesas que cumplen cada año un año, festejamos que aprueban un examen, que recogen su habitación. Festejamos sus goles, aunque sean en fuera de juego, celebramos todos sus éxitos. Y además, si le ponemos un poquito de postureo mejor, porque la felicidad envidiada es mucho más felicidad.
Pues claro que nos estamos pasando.  Y tanta celebración, además de provocar serios efectos en la economía doméstica, trasmiten a nuestros hijos algunas creencias que pueden tener perniciosos efectos:
1.- Si se celebra tanto lo corriente mientras educamos, podemos caer en el peligro de estar perdiendo la referencia del valor de lo extraordinario.
2.- Creo que este exceso de “festejos” centrados en lo que los niños hacen (que realmente en la mayoría de los casos no hacen nada), los sitúa en una posición egocéntrica, y te recuerdo que los hijos no son el centro de la familia.
3.- Con tanta celebración protagonizada por nuestros hijos, los colocamos en pedestales y, desde lo alto, se terminan creyendo merecedores de todo y de manera inmediata. Y cuando nuestros hijos se dan cuenta que los hemos colocado en un pedestal, pero que tienen los pies de barro, es posible que se puedan dar un buen tortazo porque el temor a hacerse responsables de su vida les lleve por caminos de descontrol.
4.- Con tanta hipercelebración puede parecer que les trasmitimos a nuestros hijos que la “felicidad” es el objetivo de la vida. Y la felicidad de nuestros hijos no debería ser el objetivo de la educación. El objetivo es darle herramientas a nuestros hijos para que se vayan construyendo como personas, y seguro que en ese proceso de construcción encuentran situaciones, personas, momentos en los que experimenten eso que llamamos felicidad.
¿Y si ponemos un poco de orden y festejamos lo corriente de manera cotidiana y ordinaria?
Educar para celebrar la vida es educar para vivir, para vivir en los días buenos, pero también para vivir en los malos, en las adversidades.
Nadie celebra cuando se se gradúa en esfuerzos y fracasos y, sin embargo, los fracasos son una parte importante tanto del aprendizaje, como de la vida de los seres humanos.
¿Y si hacemos normal lo habitual?"