domingo, 29 de enero de 2017

Compañeros


Esta mañana, mientras que esperaba a que empezase la Santa Misa en la televisión regional presidida por mi hijo, daba vueltas a la canción que cantaremos en Carnaval.
Hay una que repetimos todos los años cambiando la letra de las estrofas. La compuso una profesora que estuvo muchos años en nuestro CRA: Camino. ¡Qué buenos recuerdos! Coincidí un par de años con ella. Los niños la recibían felices al verla bajar del coche con su guitarra.No sé dónde estará ahora, pero me gustaría decirle que seguimos cantando su canción. 
Cada compañero que ha tenido ha dejado algo precioso: algunos una amistad que seguimos manteniendo, aunque no podamos vernos tanto como quisiéramos,otros bailes y canciones que seguimos cantando, otros una alegría desbordante, otros un punto de locura...

Al ver a mi hijo en el altar, he recordado a tantos compañeros que, a la vez, fueron maestros suyos. Me gustaría poder decirles que me acuerdo de ellos, que a su lado aprendí muchas cosas y, sobre todo, darles las gracias por el tiempo que compartimos juntos.

¡Feliz Domingo para todos!

viernes, 27 de enero de 2017

Una fábula de Samaniego


No sé cuándo podré volver a conectarme a internet, espero que no sea mucho el tiempo de incomunicación. Como dice Samaniego en esta fábula, "Los navegantes": todo pasa, lo bueno y lo malo.
Lloraban unos tristes pasajeros
viendo su pobre nave, combatida
de recias olas y de vientos fieros,
ya casi sumergida,
cuando súbitamente
el viento calma, el cielo se serena,
y la afligida gente
convierte en risa la pesada pena.
Más el piloto estuvo muy sereno
tanto en la tempestad como en bonanza.

La moraleja de la fábula
Pues sabe que lo malo y que lo bueno
está sujeto a súbita mudanza.

miércoles, 25 de enero de 2017

Cómo inculcar la paciencia a los niños


Todos los que tenemos hijos hemos comprobado personalmente que no traen manual de instrucciones, que vamos aprendiendo por el método ensayo: error-acierto. Todas las soluciones a los problemas no están en los libros de pedagogía, pero leer artículos, como el que os dejo a continuación, pueden hacernos un poco más fácil la educación de nuestros hijos.

"La paciencia, como otros valores que debemos transmitir a los niños (solidaridad, tolerancia, generosidad) se aprende mediante el ejemplo. Con algunos sencillos consejos les enseñaremos a mejorar sus habilidades sociales.
  • La paciencia comienza con el ejemplo de los niños.  Los niños son muy perceptivos con el lenguaje corporal, por lo que debemos enseñarles a mantener la compostura en situaciones que resultan frustrantes, también para los adultos, como por ejemplo hacer cola en el supermercado. 
  • Los padres también deben ser pacientes con los niños. A ciertas edades intentarán ponernos a prueba, y ante sus berrinches o rabietas es mejor mantener la calma y hablar razonadamente que perder los nervios.
  • Comenzar con ejercicios sencillos, no acudiendo al instante a resolver un problema (siempre que no sea grave o urgente). Pide al niño que espere, primero unos segundos, y después un minuto o dos, según vayamos avanzando en el ejercicio.
  • Manejar los tiempos para no crear demasiadas expectativas. Anunciar las actividades o acontecimientos con uno o dos días de antelación al principio, que tienen menor percepción del tiempo, cuanto mayor sea el niño con más margen podremos planificarlo.
  • El colegio es uno de los lugares donde más tendemos a hacer comparaciones del nivel de nuestros hijos. Cada niño lleva su propio ritmo y no debemos apresurarle, dejando que la paciencia sea un valor que le ayude a realizar mejor su trabajo y esforzarse por perfeccionarlo.
  • Dialogar y razonar con el niño las decisiones, y explicarle cuándo y por qué debemos esperar en determinadas situaciones, por ejemplo en el médico. Si la espera es muy larga, llevar juegos, libros o dibujos para colorear que le sirvan para entretenerse.
  • Cumplir nuestras promesas. Si prometemos atender al niño en cinco minutos, o realizar con él alguna actividad, debemos cumplir con nuestra palabra. Si no es posible, explicarle las causas para que no se sientan olvidados, saber que les haremos caso ayuda a sobrellevar la espera con más facilidad.
  • Realizar actividades o juegos que fomenten la paciencia, como los puzzles, acertijos, cocinar etc.
  • Enseñarle que no debe interrumpir las conversaciones de los demás, es una norma de educación. Del mismo modo debemos cumplirla, dejando que el niño hable y escuchándole con atención.
  • Utiliza ejemplos concretos para marcar plazos. Si el niño quiere jugar y simplemente le mandamos esperar no tendrá referencias, mientras que será más conveniente decirle "después de lavarte los dientes", "cuando terminemos de recoger" etc."

martes, 24 de enero de 2017

"No llores por lo que perdiste..."



La reflexión que os dejo del Papa Francisco hoy no es más ni menos que las dos caras de una misma moneda. Depende del lado que miremos podremos seguir adelante o quedarnos atrapados en un pasado que no volverá.

NO llores por lo que perdiste,
lucha por lo que te queda.

NO llores por lo que ha muerto.
Lucha por lo que ha nacido en ti.

NO llores por quien se ha marchado.
Lucha por quien está contigo.

NO llores por quien te odia.
Lucha por quien te quiere.

NO llores por tu pasado.
Lucha por tu presente.

NO llores por tu sufrimiento.
Lucha por tu felicidad.

Con las cosas que a uno le suceden, 
vamos aprendiendo que nada 
es imposible solucionar,
 sólo sigue adelante!.

Papa Francisco

lunes, 23 de enero de 2017

Caminante, son tus huellas...


Sin saber por qué volvió este poema a mi mente. Sin más decidió salir de su cajón para que, por un momento,desaparecieran las canciones gusano que me atormentan desde que se las enseñé a mis pequeños en clase.

Extracto de Proverbios y cantares (XXIX)

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.


Pudiera ser que Machado nos quiere decir que sólo viviremos si nos movemos hacia adelante, siempre hacia adelante, por muy duro y complicado que parezca. 
Si por alguna razón no puedes continuar recuerda la canción:


"...Desde aquel día, hice una promesa,
estaré allí cuando tú quieras.
De cualquier forma, como sea.
Porque cariño,
no hay montaña lo suficientemente alta,
no hay valle lo suficientemente profundo,
no hay río lo suficientemente ancho,
que me impida llegar hasta tí ..."

domingo, 22 de enero de 2017

De vuelta...


Desde el año pasado no había podido entrar, problemas con la red que sigo teniendo, pero, al menos hoy, puedo estar aquí.
Pasaron los día festivos: Navidad, Año Nuevo y Reyes. 
¡Cómo me gustan estos días!
A pesar de las ausencias de los seres queridos que ya no están pero que siento en mi corazón. A pesar del alejamiento de algunos familiares... a pesar de todos los pesares, me gustan.

Dado que es el primer día de este año que entro en mi blog quiero desear a todas las personas que me leen un muy Feliz y Próspero Año Nuevo.

"Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana (…) No te prives de pasar un buen día" 
Papa Francisco