lunes, 5 de junio de 2017

Y adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor



"La auténtica religión no apoya el terrorismo y la violencia, sino que busca promover de toda forma posible la unidad y la paz de la familia humana".

San Juan Pablo II

De nuevo un fin de semana trágico con terroristas que matan indiscriminadamente en nombre de "su dios". Nos conmueve el atentado de Londres con siete muertos y decenas de heridos. Un poco menos lo hace lo que ocurre en poblados de Nigeria en  los que son masacrados centenares de cristianos, la mayoría mujeres y niños. 
Siempre lo más cercano parece que nos afecta más.

Decía San Juan de la Cruz :

No piense otra cosa sino que todo lo ordena Dios.
Y adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor
Los hombres creen escribir la historia, cuando es Dios quien permite todo “para nuestro bien”. Aunque no comprendamos. El corazón creyente recibe la invitación a descubrir ese misterioso designio de Dios, para “poner amor” donde no hay amor. Es entonces cuando el mundo y la vida cobran una luz especial: se convierten en fuente de paz y de amor, de felicidad y de esperanza que nacen del abandono confiado en Dios.